Vladimir Putin admitió que el derribo del avión ruso por fuego amigo en Siria se debió a una "cadena de trágicas circunstancias"

El presidente le bajó el tono al conflicto luego de que su ministerio de Defensa acusara a Israel de provocar el incidente en el que murieron 15 militares. Sus declaraciones llegaron luego de una conversación telefónica con el premier israelí Benjamin Netanyahu
Vladimir Putin, mandatario ruso

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, admitió este martes que el derribo de una aeronave rusa Il-20 por parte de una batería antiaérea del régimen sirio, aliado de Moscú, se debió a una aparente "cadena de trágicas circunstancias", luego de que su propio gobierno hiciera responsable a Israel, que en el mismo momento realizaba un ataque.

Putin hizo estas declaraciones, que parecen reducir el tono del conflicto, en una conferencia de prensa en Moscú, poco después de que se reportara una conversación telefónica con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

"Cuando la gente muere, especialmente bajo estas circunstancias, es siempre una tragedia", agregó, de acuerdo a la agencia rusa RT.

Un avión ruso Ilyushin Il-20, como el derribado sobre Siria

El confuso episodio sucedió el lunes, cuando un avión Ilyushin Il-20 cargado con 15 militares rusos fue derribado por misiles S-200 del régimen sirio. Casi al mismo tiempo, cuatro cazas israelíes F-16 realizaban un ataque sobre posiciones de las fuerzas del dictador Bashar al Assad.

Inmediatamente el ministerio de Defensa de Rusia hizo responsable a Israel por el incidente, acusando a los cazas de usar al Il-20 de "cobertura" y de no avisar con antelación del bombardeo.

Israel y Rusia han celebrado numerosas reuniones para coordinar sus esfuerzos en Siria y poseen un  "sistema de reducción de conflicto" para evitar roces entre sus fuerzas armadas que operan en el país.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias