Siria sigue sufriendo una sangrienta guerra (AFP)
Siria sigue sufriendo una sangrienta guerra (AFP)

La guerra en Siria dejó más de 360.000 muertos desde que empezó en 2011, según un nuevo balance publicado este jueves por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

El último reporte era del 12 de marzo y contabilizó más de 350.000 muertos en siete años de conflicto.

La guerra comenzó en marzo de 2011 tras la dura represión del régimen de Bashar al Assad contra manifestaciones pacíficas que pedían reformas democráticas, en el marco de la Primavera Árabe.

El régimen recrudece los ataques sobre la ciudad de Idlib (AFP)
El régimen recrudece los ataques sobre la ciudad de Idlib (AFP)

Luego varios grupos opositores tomaron las armas y el conflicto se hizo más complejo con la participación de países extranjeros y de organizaciones yihadistas.

Un total de "364.792 personas murieron entre el 15 de marzo de 2011 y el 13 de septiembre de 2018", indicó el jueves el OSDH, que se informa a través de una amplia red de fuentes en el país.

Entre los muertos hay 110.687 civiles, entre ellos 20.000 niños y cerca de 13.000 mujeres.

Miles de niños murieron durante los siete años de guerra civil
Miles de niños murieron durante los siete años de guerra civil

También murieron más de 124.000 miembros de las fuerzas del  régimen. Entre ellos hay 64.868 soldados del ejército sirio y 1.665 terroristas de Hezbollah, apuntó el OSDH.

A ellos se suman la muerte de 64.000 yihadistas, incluyendo miembros del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) y de la organización Hayat Tahrir Al Cham, controlada por la antigua rama siria de Al Qaeda.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: