Policía francesa custodia migrantes en Calais (Reuters)
Policía francesa custodia migrantes en Calais (Reuters)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, propuso este miércoles que la guardia fronteriza europea aumente a 10.000 efectivos para 2020 y acelerar el retorno de migrantes irregulares a sus países de origen, una serie de medidas que dan cuenta del auge de fuerzas de ultraderecha en todo el continente y bajo consignas inmigración.

"Hay que proteger nuestras fronteras exteriores más eficazmente. Por ello, proponemos que los funcionarios de la guardia de fronteras y costas aumente a 10.000 para 2020″, dijo Juncker en la Eurocámara en Estrasburgo, en el noreste de Francia.

Juncker ya había hecho esta sugerencia el año pasado, pero este miércoles se convirtió en una propuesta formal. Al respecto el funcionario insistió durante su discurso en que la idea no es "crear una fortaleza europea", sino proteger mejor las fronteras externas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker (Reuters)
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker (Reuters)

Esta es una de las últimas propuestas de su Comisión, institución ejecutiva de la Unión Europea (UE), a un año del fin de la legislatura, en un contexto de auge de las fuerzas populistas de cara a las elecciones europeas de mayo, basado en una retórica soberanista y antimigrantes.

La Guardia de Fronteras y Costas creada en 2016, conocida también por su nombre anterior Frontex, debe movilizar este año 1.300 efectivos y contar con una "reserva" de 1.500 agentes de fronteras nacionales y movilizables por esta agencia.

La Comisión propone que, para 2027, alrededor de un tercio de los guardias fronterizos sean efectivos propios de esta Agencia, a la que Bruselas quiere dotar de nuevas competencias como en materia de retorno de migrantes y medios propios. De esta forma, la idea es que las fuerzas nacionales de cada país releguen cada vez más esta competencia en la UE.

Inmigrantes tratando de llegar a las costas de Europa (AFP)
Inmigrantes tratando de llegar a las costas de Europa (AFP)

"Acelerar el retorno de migrantes en situación irregular" y "abrir vías de acceso legales a la UE", en palabras de Juncker, son otras de las prioridades trazadas por el titular de la Comisión, para quien el bloque necesita "migrantes calificados".

Según la Comisión, en la actualidad la UE solo devuelve al 36 % de los inmigrantes que llegan a Europa, por lo que considera prioritario "intensificar" esos retornos.

En paralelo, Juncker subrayó este miércoles la necesidad de "abrir a la UE a la inmigración regular", para lo que consideró que hacen falta "vías legales" que permitan dejar entrar a los "inmigrantes cualificados".

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: