La extraña investigación del crimen de Marilyn Wallman: 46 años después de su asesinato, la policía duplicó la recompensa

Marilyn Wallman desapareció cuando iba en bicicleta al colegio. Pasaron 46 años y todavía no se sabe quién la secuestró y asesinó

21 de marzo de 1972. Siempre sonriente, Marilyn Wallman de 14 años toma su bicicleta y sale rumbo al colegio. Como todas las mañanas. Pedalea. Pedalea. Pedalea. Hasta que alguien la detiene. Frena. En ese instante no sabe que nunca jamás regresaría a su casa del suburbio Eimeo de Mackay, en Queensland, Australia. Menos que sería asesinada.

Sus hermanos Rex y David (8 y 11 años, entonces) salieron de su casa para hacer el mismo recorrido diez minutos después. En un determinado lugar del camino encuentran la bicicleta y el bolso de Marilyn. Comienza la búsqueda. Comienza la desesperanza.

Un automóvil Holden HD color crema fue visto cerca del lugar donde la niña desapareció. Esa era la única pista para seguir. Demasiado poco entonces, demasiado poco a medida que pasaba el tiempo.

El lugar donde los hermanos de Marilyn Wallman encontraron su bicicleta, minutos después de que desapareciera

Pasaron 46 años y hasta el momento lo único que la Policía dedujo es que Marilyn fue secuestrada y asesinada. De esto último tuvo certeza en 2015 de una prueba hallada en… 1974. Ese año, cerca del pueblo de Mirani, los forenses encontraron los restos de un cráneo. Transcurrieron muchos años hasta que determinaron que era de la niña.

Ahora, las autoridades creen que están más cerca que nunca. Una "persona de interés" fue identificada. Un sospechoso. Pero no es suficiente y necesitan más certezas. Es por eso que decidieron dar un vuelco brusco en la investigación y duplicaron la recompensa para quien aporte datos sobre qué pudo suceder aquella mañana de marzo de 1972. La bolsa fue de 250.000 a 500.000 dólares, algo inédito en la historia de Queensland.

La detective Cindy Searle dijo sentirse cerca del asesino de Marilyn. Los peritos creen que aún vive en la región de Mackay. Sin embargo, faltan piezas perdidas.

La portada del diario The Daily Mercury de Queensland donde se muestra la cobertura por la desaparición de la pequeña Marilyn Wallman

"Creemos que estamos muy, muy cerca de una respuesta, pero necesitamos un poco más de asistencia del público. Creo que alguien, en alguna parte, sabe algo que puede aportarnos. Nuestro mensaje para ellos es, por favor, denunciar… la familia ha vivido durante 46 años sin saber lo que le sucedió a su hija y nos gustaría darles esas respuestas", indicó Searle en rueda de prensa.

El inspector Damian Hansen está esperanzado en que los testigos hablen. Que el paso del tiempo haya actuado de forma tal que alguien quiebre el pacto de silencio que pudo haber hecho aquel día con el asesino. "Las lealtades se deterioran, los matrimonios rompen y la gente habla. Solo les pido que escuchen a su consciencia", señaló el oficial.

Rex Wallman es el hermano de Marilyn. Aún siente escalofríos por lo que pudo vivir ella. Aún se siente abrumado. Sin respuestas. "Fue muy traumático… es como si hubiera pasado ayer. Mamá necesitó medicación porque estaba loca… y mamá salía todos los días a buscarla", narró.

David, Rey y Marilyn Wallman
El reloj que llevaba Marilyn Wallman el día de su desaparición, en marzo de 1972, y fue hallado por los investigadores

Rex recuerda ese día vívido. "Al principio echamos un vistazo y gritamos pero no pudimos encontrarla, así que David condujo su bicicleta de vuelta a casa para buscar a mamá y papá. Me quedé al borde de la carretera y recuerdo haber escuchado ruidos desde muy lejos en el potrero, pero cuando todos fuimos a buscar, no pudimos encontrar nada".

Hoy Marilyn tendría 60 años. Sus padres tienen 82. No quieren morir sin antes saber qué fue lo que ocurrió con su pequeña. Y ver a su asesino tras las rejas.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Últimas noticias

Mas Noticias