Comenzó el operativo por descontaminar la casa de los Skripal

El inicio de esta descontaminación en la vivienda coincide con la identificación este miércoles de los presuntos culpables del ataque
Los miembros de los servicios de emergencia se ayudan mutuamente para quitarse los trajes de protección en el sitio de la tumba de Luidmila Skripal, esposa del ex oficial de la inteligencia rusa Sergei Skripal, en el London Road Cemetery en Salisbury, Gran Bretaña (REUTERS/Peter Nicholls/File Photo)

Las labores de descontaminación en la vivienda del exespía ruso Sergéi Skripal en Salisbury (suroeste de Inglaterra) han dado comienzo, informó el Ayuntamiento de Wiltshire, condado donde se ubica la localidad.

La descontaminación de la casa, donde el exagente y su hija Yulia resultaron envenenados con el agente nervioso Novichok el pasado marzo, forma parte del programa para volver a hacer de la localidad "un lugar seguro", señaló el consistorio.

El Ministerio de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra, en inglés) supervisa en coordinación con el Ayuntamiento estas labores, que llevan a cabo equipos militares especiales.

El pasado 8 de mayo se iniciaron las labores de limpieza de cualquier resto del agente nervioso que pudiera quedar en Salisbury, a excepción de la casa del exagente.

Sergei Skripal, junto a su hija Yulia

El inicio de esta descontaminación coincide con la identificación este miércoles de los presuntos culpables, dos agentes del servicio de inteligencia militar (GRU).

El Reino Unido, apoyado por EEUU, Canadá, Francia y Alemania, ha culpado al Kremlin de lo ocurrido y ha señalado que, en "última instancia", el presidente ruso, Vladimir Putin, esta detrás del ataque.

Serguéi Skripal y su hija resultaron intoxicados el pasado 4 de marzo al entrar en contacto con la manilla de la puerta de su vivienda que previamente habrían rociado con el agente nervioso Novichok.

Sergei Skripal, ex espía ruso refugiado en Gran Bretaña

Ambos permanecieron semanas hospitalizados pero, finalmente, consiguieron recuperarse del envenenamiento.

Poco después, el 30 de junio, los británicos Charlie Rowley y Dawn Sturgess entraron en contacto con la misma sustancia en la vecina localidad de Amesbury, lo que resultó en la muerte del segundo el 8 de julio.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias