Soldados indonesio en custodiando los Juegos Asiáticos. (REUTERS/Athit Perawongmetha)
Soldados indonesio en custodiando los Juegos Asiáticos. (REUTERS/Athit Perawongmetha)

Al menos 77 personas han sido abatidas desde enero pasado dentro del operativo de seguridad previo a los Juegos Asiáticos que Indonesia albergará del 18 de agosto al 2 de septiembre, denunció este viernes Amnistía Internacional (AI).

"En los meses que preceden a los Juegos Asiáticos, las autoridades prometieron mejorar la seguridad (…) En su defecto, hemos visto a la Policía disparar y matar a decenas de personas a lo largo del país sin prácticamente rendir cuentas por ello", señaló Usman Hamid, director ejecutivo para Indonesia de AI.

En las ciudades en las que se celebrará el evento deportivo -en Yakarta (noroeste de la isla de Java) y en Palembang (sur de Sumatra)- han muerto al menos 31 personas, según la ONG, que no precisó dónde se produjeron las otras 46 víctimas.

La campaña de seguridad, indica AI en un comunicado, tuvo un repunte entre el 3 y el 12 de julio en cuanto al número de fallecidos por disparos de los agentes, al registrarse once víctimas mortales en esos días.

La policía custodiando el complejo Gelora Bung Karno en Jakarta, Indonesia. (REUTERS/Issei Kato)
La policía custodiando el complejo Gelora Bung Karno en Jakarta, Indonesia. (REUTERS/Issei Kato)

El operativo de seguridad ha hecho que el número de sospechosos de "delitos menores" abatidos entre enero y agosto aumentara un 64 % respecto al mismo periodo de 2017, de acuerdo con AI.

Además, tan solo en la capital, en lo que va de año 5.000 sospechosos fueron arrestados -algunos con tiros en las extremidades inferiores- y las autoridades presentaron cargos contra unos 700 de ellos.

Usman solicitó a la Comisión de la Policía Nacional y a la Comisión de Derechos Humanos de Indonesia que inicien una investigación independiente de las muertes registradas.

La Fuerza Aérea de Indonesia. (REUTERS/Willy Kurniawan)
La Fuerza Aérea de Indonesia. (REUTERS/Willy Kurniawan)

Por su parte, el jefe de la Policía Nacional, Tito Karnavian, y otros altos cargos de las fuerzas de seguridad indonesias han defendido el uso de las armas de fuego en el caso de que los sospechosos presenten resistencia.

Cerca de 50.000 soldados y policías vigilarán que los Juegos Asiáticos 2018, en los que 12.000 atletas participarán en 463 disciplinas deportivas, se desarrollen con normalidad.

Karnavian aseguró en julio que la prioridad es prevenir atentados terroristas, después de que las ciudades de Surabaya, en Java, y Riau, en la isla de Sumatra, sufrieran en mayo la peor ola de ataques yihadistas de los últimos años.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: