Lindsay Durdle murió de cáncer de mama el pasado 31 de mayo. Semanas después PayPal le envió un aviso de deuda aún sabiendo de su deceso
Lindsay Durdle murió de cáncer de mama el pasado 31 de mayo. Semanas después PayPal le envió un aviso de deuda aún sabiendo de su deceso

Al parecer para PayPal que usted muera no implica un impedimento para que pueda seguir enviándole cartas, notificaciones y avisos de deuda. Incluso cuando la compañía de cobranzas y pagos digital sepa al respecto y haga referencia a ello en la carta enviada.

Lindsay Durdle, de Bucklebury, Reino Unido, murió el 31 de mayo. Cáncer de mama. Tenía 37 años. Su agonía fue larga y junto a ella estuvo su marido por 10 años, Howard, quien no se apartó ni un instante.

Pero semanas después del deceso, cuando el dolor continuaba latente, Howard recibió una carta dirigida a Lindsay, que ya no estaba. El remitente: PayPal. El hombre creyó que sería una nota indicándole cómo seguir los trámites para cerrar la cuenta. Él ya había avisado que su amada esposa había muerto.

Sin embargo, al abrir la epístola, revivió la pesadilla. Iba dirigida a su mujer. Y no podía creer lo que leía: "Está incumpliendo la condición 15.4 (c) de su acuerdo con PayPal Credit, ya que hemos recibido un aviso de que ha fallecido". ¿Cómo podía ser que le escribieran a alguien que había muerto? ¿Qué clase de broma era esa? Pero además lo amenazaba (a ella, ya muerta) con consecuencias terribles: cerrarle la cuenta, un pago por deudas superior a 4 mil dólares, y acciones legales, de acuerdo a The New York Times.

El aviso de deuda que PayPal le envió a Lindsay Durdle, sabiendo que ya había muerto
El aviso de deuda que PayPal le envió a Lindsay Durdle, sabiendo que ya había muerto

Sin embargo, en el Reino Unido, los cónyuges no son legalmente responsables por las deudas contraídas por sus parejas muertas. Los acreedores podrán cobrar cuando se liquiden su dinero en efectivo y sus propiedades. Pero en el caso de Lindsay, nadie podrá cubrir sus deudas.

El tema, desde luego, salió prontamente a la luz. Y PayPal debió aclarar por medio de un comunicado lo que había ocurrido. Además de pedir disculpas públicas por el desalmado trato que dio a uno de sus usuarios.

"Tan pronto como nuestros equipos se dieron cuenta de este error, nos pusimos en contacto con el Sr. Durdle directamente para ofrecer nuestro apoyo, cancelamos la deuda pendiente y cerramos la cuenta de su esposa como él lo solicitó. También hemos revisado urgentemente los procesos internos de la empresa y hemos realizado cambios para garantizar que nunca vuelva a ocurrir un error insensible de esta naturaleza", señaló la empresa de pagos en el escrito.

Durdle explicó por qué hizo público el insólito reclamo de la compañía: "La razón por la que hago tanto ruido sobre eso es para tratar de llamarle la atención para que no vuelva a suceder. Puede ser muy dañino para las personas que intentan recuperarse".

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: