El guardia civil integrante de La Manada y condenado por abuso sexual quiso obtener un pasaporte para salir de España

El intento contradice uno de los argumentos judiciales que se esgrimió para dejarlo en libertad, que descartaba posibilidad de que se fugara del país. El particular tuit de la Policía Nacional sobre el caso y la desgarradora carta de la joven víctima

Antonio Manuel Guerrero, miembro de La Manada, llega al juzgado de guardia en Sevilla (EFE)
Antonio Manuel Guerrero, miembro de La Manada, llega al juzgado de guardia en Sevilla (EFE)

El guardia civil condenado a nueve años de prisión por abusar sexualmente de una joven junto con cuatro amigos trató de sacarse un pasaporte tres días después de salir de la cárcel pese a tener prohibida la salida de las fronteras españolas.

Antonio Manuel Guerrero, miembro de La Manada, está en libertad desde que la Audiencia de Navarra tomó la decisión controvertida de sacarlos de la cárcel, entre otras razones, porque se descartó la posibilidad de que se fugara.

Tan solo 72 horas más tarde quiso renovar su documento de viaje.

El guardia civil tenía cita previa para llevar a cabo el trámite una hora antes de acudir al juzgado de guardia de Sevilla. La petición fue denegada, tal y como confirmó la Policía Nacional en sus redes sociales oficiales, Batman incluido.

Una trabajadora de la oficina de renovación de pasaportes en Sevilla le comunicó personalmente que no podía renovar su documento porque tiene vigente una prohibición de salir de España. Ni siquiera puede viajar a Madrid, capital española, por ser el lugar de residencia de la víctima. La condena de nueve años a los miembros de La Manada todavía no es firme, puesto que ambas partes recurrieron a la decisión de la Justicia.

Uno de los requisitos por cumplir impuestos por la Audiencia de Navarra consiste en acudir al juzgado de guardia tres veces por semana, así como la obligación de entregar el pasaporte en los cuatro días siguientes a su puesta en libertad. En esta razón se escudó el abogado de Antonio Manuel Guerrero, Jesús Pérez, para explicar por qué su cliente quiso renovar el documento. "Ha ido a preguntar si se lo tenía que sacar o no", matizó Pérez, que calificó como "lamentable" que la Policía Nacional quisiera "levantar este bulo", según declaraciones recogidas por medios españoles.

Antonio Manuel Guerrero, izquierda, trató de renovar su pasaporte una hora antes de acudir al juzgado de guardia de Sevilla.
Antonio Manuel Guerrero, izquierda, trató de renovar su pasaporte una hora antes de acudir al juzgado de guardia de Sevilla.

La condena de Guerrero incluye 300 euros de multa por robarle el móvil a la víctima la noche de julio de 2016 en la que ocurrieron los hechos. Él fue quien grabó gran parte de los vídeos que utilizaron los tres jueces a la hora de tomar una decisión sobre el caso.

La joven española, abusada sexualmente por los cinco hombres, envió una carta a una televisión de su país agradeciendo que no le dejaron sola: "Quiero agradecer a toda la gente que sin conocerme tomó España y me dio voz cuando muchos me la intentaron quitar. Gracias por no dejarme sola. Por creerme, hermanas".

Asimismo, insistió en la necesidad de denunciar casos como estos para ser partícipes del cambio. "No os quedéis callados, porque si lo hacéis, les estáis dejando ganar", escribió la víctima. "Lo mejor y lo peor de la vida hay que compartirlo". La joven animó a otras mujeres a no sentirse culpables por episodios de estas características, algo que sucede a menudo: "Nadie tiene que pasar por esto, lamentarse de beber, de hablar con gente en una fiesta, de ir sola a casa o de llevar una minifalda".

Las calles de Pamplona se llenaron en apoyo a la víctima de La Manada (Foto: Reuters)
Las calles de Pamplona se llenaron en apoyo a la víctima de La Manada (Foto: Reuters)

En la misiva que escribió, la víctima no se refirió a los miembros de La Manada de manera explícita, ni quiso contar su versión de los hechos. Simplemente quiso agradecer el apoyo a familiares, amigos y desconocidos que han contribuido a agitar la opinión pública. El reportero español que recibió la carta por medio de un intermediario de confianza de la víctima protegió la identidad de la chica, pero comentó que "le va a costar mucho superar todo esto".

SEGUÍ LEYENDO SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR