Lencería sexy para personas con discapacidad, problemas de movilidad y enfermedades

Un vacío en el mundo de la moda es el de la ropa para personas con ileostomías, con necesidades especiales, en silla de ruedas, amputada y hasta con cicatrices. Un grupo de creadoras desafía esa omisión

Las enfermedades y la discapacidad no han sido consideradas en la moda en general, mucho menos en la lencería sexy. (Jasmine Stacey Collection)
Las enfermedades y la discapacidad no han sido consideradas en la moda en general, mucho menos en la lencería sexy. (Jasmine Stacey Collection)

Jasmine Stacey tenía 20 años cuando debió pasar por una cirugía intestinal debido a que sufre de la enfermedad de Crohn. Desde entonces necesitó de manera permanente una bolsa de ileostomía, es decir, un pequeño sobre pegado al abdomen. Además del desgaste que había sufrido su salud, la operación afectó duramente su autoestima. Pensando en cómo reforzarla, se le ocurrió apelar a la ropa interior sexy que le gustaba: ¿y si la adaptaba para personas que, como ella, tenían una abertura quirúrgica en su abdomen?

"Es una lencería de cintura alta, más alta que la que mucha de la que se presenta como de cintura alta, para que pueda contener completamente las bolsas de estoma", dijo Stacey a Mic sobre sus creaciones, que comercializó entre 2015 y junio de 2018 como Jasmine Stacey Collection. Pero la naturaleza crónica de su enfermedad le hizo imposible continuar con la compañía que sólo en tres años multiplicó por 10 su volumen de operaciones. "Tengo que priorizar mi salud", dijo la mujer en el sitio de la empresa.

La empresa de Jasmine Stacey creció diez veces en tres años, porque el mercado existe y es mucho más grande de lo que ella creía, y no pudo mantener el ritmo. (Jasmine Stacey Collection)
La empresa de Jasmine Stacey creció diez veces en tres años, porque el mercado existe y es mucho más grande de lo que ella creía, y no pudo mantener el ritmo. (Jasmine Stacey Collection)

Si la fuerte estandarización del mercado de la ropa deja fuera, por ejemplo, a las personas de talla grande u obesas, es previsible que no haya prendas para personas con ileostomías, enfermedades con necesidades especiales y hasta cicatrices. Mucho menos lencería, observó a la publicación online Mindy Scheier, fundadora de Runway of Dreams Foundation (Pasarela de los sueños), una fundación que promueve la inclusión en la industria de la moda de las personas con discapacidades. "No hay opciones adaptadas de lencería", dijo.

La ropa interior de Jasmine Stacey Collection "está diseñada pensando en el sexo y la intimidad, para usarla mientras se mantienen relaciones, de modo tal que cubra y sostenga la bolsa, para ayudar a que las mujeres recuperen la confianza luego de una cirugía que cambia la vida", explicó la creadora.

A partir de un problema de su hermana, helya Mohammadian creó una ropa interior que fuera fácil de cambiar y a la vez agradable de ver y usar. (Slick Chicks)
A partir de un problema de su hermana, helya Mohammadian creó una ropa interior que fuera fácil de cambiar y a la vez agradable de ver y usar. (Slick Chicks)

Como ella, la fundadora de Slick Chicks, una marca de ropa interior, pensó en ayudar a su hermana, que acababa de dar a luz y sufría "complicaciones horribles", sintetizó Helya Mohammadian. "Su marido la tenía que ayudar a cambiarse, a ir al baño. Como diseñadora, luego de escucharla contarme cómo algo tan íntimo como ponerse la ropa interior le resultaba tan difícil, hice un prototipo con cierre en el costado".

Al investigar en el mercado si existía ya algo similar, halló que todo tenía un aire a médico o geriátrico. Pensó entonces en hacer prendas que, sin perder la función, fueran bellas. Y al ampliar las destinatarias de la maternidad a otra clase de discapacidades, su idea de a qué quería dedicarse cambió completamente.

Mohammadian cambió completamente su negocio de diseño al incorporar ideas sobre ropa para discapacidad y al contratar personas discapacitadas. (Slick Chicks)
Mohammadian cambió completamente su negocio de diseño al incorporar ideas sobre ropa para discapacidad y al contratar personas discapacitadas. (Slick Chicks)

"Di un giro en lo que creía que iba a ser mi negocio", explicó Mohammadian a Mic. "Si una se ve bien, se siente bien. Así que quise crear productos que impactaran positivamente la vida de quienes creí que eran una minoría selecta, y resultó que son millones. Comencé a contratar a mujeres con discapacidades para que trabajaran conmigo. El objetivo se convirtió en dar poder a la gente y un sentido de dignidad e independencia". Todas las modelos que se ven en la web de Slick Chick son clientas de Mohammadian.

Stacey manifestó algo similar: "Me mantuve comprometida, ya que yo misma sufro de la angustia y el sentido de soledad que vienen con la preocupación por ser 'normal' de nuevo después de la cirugía", dijo a la publicación. "Me encanta saber que mi lencería puede marcar una diferencia en la autoestima de una mujer".

La lencería de Wings apunta a mujeres de escasa movilidad, o debilitadas por un tratamiento médico. (Wings Intimates)
La lencería de Wings apunta a mujeres de escasa movilidad, o debilitadas por un tratamiento médico. (Wings Intimates)
 

Otra marca destinada a las personas con discapacidades es Tomgirl Apparel, que se especializa en corpiños prácticamente desarmables, que se ajustan con sencillez con una banda elástica y velcro. Amanda Lehto, su fundadora, explicó a Mic: "Las clientas con discapacidades y movilidad limitada buscaban un corpiño que, aun sin aros, quedara bien y permitiera ponerlo y sacarlo con facilidad".

Con las cartas de agradecimiento que le llegaron comprendió que lo que le había parecido práctico y bonito para una madre que amamanta, por ejemplo, gustaba a muchas otras personas: mujeres con movilidad limitada, mujeres con escasa sensibilidad en los dedos, mujeres con dolor crónico como las que sufren fibromalgia.

Tom Girl es un corpiño prácticamente desarmable, que permite autonomía a personas con poca movilidad. (TomGirl)
Tom Girl es un corpiño prácticamente desarmable, que permite autonomía a personas con poca movilidad. (TomGirl)

También Wings Intimates ofrece ropa interior con un cierre lateral. Azita Yaghoobian, la fundadora, se inspiró en su propia experiencia: luego de haber tenido un hijo por medio e una cesárea, pasó mucho tiempo con dificultades para vestirse de manera autónoma.

Explicó: "Nuestra ropa interior puede ser especialmente útil para mujeres con cierto tipo de discapacidades por las cuales no se pueden agachar, o necesitan ayuda para realizar las actividades cotidianas, o aquellas debilitadas por tratamientos prolongados como la quimioterapia, o aquellas que pasan un post-operatorio con limitación de movimientos".

La lencería, cree Jasmine Stacey, puede ser un recurso que ayude a superar la inseguridad y los sentimientos negativos luego de una cirugía que cambia el cuerpo. (Jasmine Stacey Collection)
La lencería, cree Jasmine Stacey, puede ser un recurso que ayude a superar la inseguridad y los sentimientos negativos luego de una cirugía que cambia el cuerpo. (Jasmine Stacey Collection)

"La lencería es la base de la confianza", dijo Stacey. "Si llevas ropa interior cómoda y sexy, eso catalizará tus elecciones en ropa, tu modo de caminar, cómo te sientes. Creo que tiene la capacidad de hacerte sentir genial en muchas situaciones".

Para Scheier "hace falta un periodo de educación, para que las marcas comprendan realmente esta necesidad y la importancia de incluir a las personas con discapacidades en el debate sobre lo sexy", dijo. Incorporar modelos discapacitados a la industria de la moda, por ejemplo: "Mostrarle a la comunidad que la gente con discapacidades en grandes campañas publicitarias es increíblemente importante".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR