António Guterres, secretario general de la ONU
António Guterres, secretario general de la ONU

El secretario general de la ONU, António Guterres, se declaró este jueves "profundamente preocupado" por la suspensión de la histórica cumbre entre Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un, prevista para el próximo mes de junio.

"Estoy profundamente preocupado (…) y exhorto a todas las partes a mantener su diálogo para hallar una vía hacia una desnuclearización pacífica y verificable en la península coreana", declaró Guterres, durante la presentación de su agenda sobre el desarme en Ginebra.

"Y exhorto a las partes a continuar con su diálogo para hallar una vía hacia una desnuclearización pacífica y verificable de la península coreana", añadió Guterres.

Trump comunicó en una carta a Kim Jong-un la cancelación de la cumbre prevista para el 12 de junio en Singapur, por la "abierta hostilidad" mostrada por Pyongyang.

La reunión entre Trump y Kim Jong-un estaba prevista para el 12 de junio, en Singapur
La reunión entre Trump y Kim Jong-un estaba prevista para el 12 de junio, en Singapur

"Lamentablemente, basado en la enorme ira y abierta hostilidad mostrada en sus últimas declaraciones, siento que es inapropiado en este momento tener ese encuentro tan largamente planeado", expresó el presidente de Estados Unidos en el documento, divulgado por la Casa Blanca.

"El mundo, y Corea del Norte en particular, han perdido una gran oportunidad para una paz duradera y gran prosperidad y riqueza. La oportunidad perdida es un momento realmente triste en la historia", agregó.

Las dudas sobre la cumbre crecieron en el seno del régimen norcoreano por temor a que una desnuclearización acabe con un final como el que tuvo el dictador libio Muammar Gaddafi, quien años después de abandonar su programa atómico fue derrocado y asesinado.

Imagen satelital del 23 de mayo de la base donde el régimen realizó sus pruebas nucleares (DigitalGlobe via AP)
Imagen satelital del 23 de mayo de la base donde el régimen realizó sus pruebas nucleares (DigitalGlobe via AP)

La sola mención del escenario sucedido en Libia crispaba los ánimos en Pyongyang, lo que motivó declaraciones que volvieron a subir el tono bilateral.

El anuncio de Trump se produjo horas después de que el régimen norcoreano realizara explosiones en su centro de pruebas nucleares en presencia de periodistas extranjeros, pero sin la supervisión de expertos internacionales.

Esas detonaciones cumplen con el desmantelamiento de la estructura nuclear de la dictadura de Pyongyang, una de las condiciones impuestas por la Casa Blanca para avanzar en las negociaciones.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: