La pareja del padre se había mostrado desconsolada durante la búsqueda
La pareja del padre se había mostrado desconsolada durante la búsqueda

La dominicana Ana Julia Quezada confesó este martes a las fuerzas de seguridad españolas que mató al niño de ocho años Gabriel Cruz, a quien dio un golpe con la parte roma de un hacha durante una discusión y luego lo asfixió.

Con el correr de las horas, se conocieron detalles de la declaración de la madastra del niño. Su estrategia frente a las autoridades fue justificar su accionar y responsabilizar al menor al decir que ella "se defendió" del pequeño.

Según la versión de Quezada, hubo una discusión y un forcejeo. Y fue ella quien habría arrebatado el hacha con la que Gabriel trataba de arremeter contra ella y le habría devuelto el golpe con la parte roma del utensilio. Luego le apretó el cuello hasta terminar con la vida del niño.

Gabriel Cruz tenía 8 años
Gabriel Cruz tenía 8 años

Es el relato que la dominicana hizo ante la Guardia Civil, con el que trató de rebajar un presunto caso de asesinato a un supuesto de agresión que termina en homicidio.

La autopsia, según indicaron este lunes fuentes de la investigación, muestra signos de que el pequeño murió por estrangulamiento. El juez encargado ha prohibido la incineración del cadáver por si fuera necesario practicarle más pruebas.

El caso ha tenido una gran repercusión social y mediática en todo el país desde un primer momento, y decenas de personas (a veces más de 200) entre profesionales y voluntarios estuvieron buscándolo intensamente en un radio de hasta 12 kilómetros desde el lugar de la desaparición.

Los padres del niño en el funeral
Los padres del niño en el funeral

Son innumerables las muestras de dolor que han recibido estos días los padres, Patricia Ramírez y Ángel Cruz, siempre emocionados, procedentes de sectores sociales, de las autoridades y de la política.

"Nos habéis llevado en volandas a buscar a nuestro hijo. Nos habéis llevado en brazos. Nos habéis tenido fuertes buscando a Gabriel. Muchísimas gracias por vuestro apoyo y por el cariño que nos habéis dado", dijo Ángel a los presentes en el funeral multitudinario oficiado el martes en la catedral de Almería.

Patricia aseguró que su hijo "estará ya jugando con sus peces", en alusión a la gran pasión del niño, y afirmó que "la bruja ya no existe", en referencia a la detenida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: