Martin Schulz (Reuters)
Martin Schulz (Reuters)

Martin Schulz anunció el miércoles que renunciará a la presidencia del Partido Socialdemócrata y que pretende servir como ministro de Exteriores en el nuevo gobierno liderado por Angela Merkel.

"He decidido ingresar al gobierno como ministro de Exteriores", dijo a medios locales apenas horas después de cerrar el acuerdo con la Unión Demócrata Cristiana de Merkel. Según él, no se encuentra en las mejores condiciones de garantizar "el proceso de renovación" de su partido.

Schulz, de 62 años, dijo que será reemplazado por Andrea Nahles, de 47, actual líder del partido en el Parlamento.

El acuerdo cerró un impasse de más de cuatro meses después de las elecciones, y contó además con la aprobación del partido regional bávaro CSU, aliado de la fuerza de Merkel.

Las negociaciones estuvieron marcadas por las discrepancias entre la CSU y el SPD sobre el reparto de las carteras, la reforma sanitaria y la reglamentación de los contratos de trabajo temporales.

Los socialdemócratas lograron finalmente obtener los ministerios claves de Finanzas y Relaciones Exteriores, así como también Trabajo y Asuntos Sociales.

"Una buena noticia para Europa"

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financiero, Pierre Moscovici, aseguró el miércoles que el acuerdo cerrado en Alemania para reeditar la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas es una "buena noticia" para Europa y el debate sobre la eurozona.

"No es solo una buena noticia para Alemania, sino también para Europa, porque el hecho de tener en Berlín un gobierno estable, sólido, ambicioso, proeuropeo permite reanudar las reflexiones y después la toma de decisiones sobre el futuro de la eurozona", afirmó el político francés en la rueda de prensa para presentar las previsiones macroeconómicas invernales del Ejecutivo comunitario.

En ese sentido, recordó que Bruselas ya publicó sus propuestas en diciembre sobre el futuro de la eurozona y que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, también ha realizado sus propias aportaciones.

Además, subrayó la "fuerte voluntad europea" del líder socialdemócrata alemán, Martin Schulz, y de la canciller, Angela Merkel.

"Cuando París, Bruselas y Berlín tiran para la misma dirección, y muchos aspectos me parecen comunes, entonces no se termina todo el debate, pero da la oportunidad de llegar a un resultado", comentó.

Agregó que, una vez que el acuerdo de coalición sea confirmado, se abrirá "una famosa ventana de oportunidades" que exigirá un trabajo intensivo para desarrollar instrumentos y la gobernanza de la eurozona hasta junio de 2019.

Asimismo, el político socialdemócrata aplaudió el "sentido de responsabilidad" del SPD y reconoció que "no es fácil para ellos" entrar en una nueva coalición con Merkel.

LEA MÁS: