Robaron un auto pasados de droga, los persiguieron y al verse encerrados comenzaron a dispararle a todo el mundo

Es considerada la persecución policial más espectacular de la historia australiana

Fue una de las más dramáticas persecuciones de la historia de Australia. Pero hasta hoy no se conocían detalles gráficos de cómo había sido la cinematográfica escena que no terminó en tragedia por fortuna.

John Tough y Calin McCabe comenzaron una frenética huída por la autopista M1 en Tweed Heads, New South Wales, el 5 de febrero de 2015, de la que habló todo el país. Sin embargo, recién ahora se hicieron públicas las imágenes de video que muestran el dramatismo vivido aquella jornada.

Ambos malhechores —fuertemente armados y habiendo consumido gran cantidad de drogas— habían robado un vehículo y fueron perseguidos por las autoridades por la carretera. En un momento determinado, al verse rodeados y sin posibilidad de escape, Tough y McCabe descendieron del automóvil azul, cruzaron de vía y comenzaron a dispararle a la policía y al resto de los conductores que se hallaban allí.

El video fue tomado desde diferentes ángulos: por un helicóptero que formaba parte del operativo, por las cámaras de la policía y las de tránsito. Todas permiten ver en detalle cómo fue el peligroso accionar de los delincuentes.

"¡Arrojen el arma! ¡Arrojen el arma!", puede escucharse decir a los agentes que participaron de la misión de forma desesperada, mientras el periodista Sam Cucchiara de la cadena de noticias 9News describe el video como "dramático". "¡Disparan! ¡Disparan!", se escucha a otro oficial alertar por radio, mientras se ve a Tough y McCabe intentar apropiarse de otros vehículos para continuar su raid.

A medida que los segundos corren y al intentar abordar otros automóviles que transitan por la M1, los delicuentes son esquivados por los conductores. Ciegos, continúan con sus intenciones de conseguir algún transporte que los aleje de aquella situación.

Finalmente, uno de los malhechores, al intentar frenar un auto, es impactado de lleno y pierde el arma que poseía y con la cual disparaba a todo el mundo. Fue el comienzo del fin para ellos. Minutos después serían apresados por las autoridades.

MÁS TEMAS:

TE PUEDE INTERESAR