El momento que enfrentó a la policía con un cuchillo

Un hombre liberado de un hospital psiquiátrico de alta seguridad en Astrakhan, al sur de Rusia, decapitó a una niña de 18 meses, agarró la cabeza y un cuchillo y salió a caminar por la calle hasta que fue abatido por la policía.

Mikhail Elinsky, que tenía 42 años y había sido diagnosticado con esquizofrenia paranoide, también apuñaló a su sobrina, la madre del bebé, que terminó con lesiones abdominales pero sobrevivió al ataque, según informó The Independent.

Después de matar a la niña, Elinsky fue visto mostrando su cabeza en público y blandiendo un cuchillo ante los policías. El sujeto, que ya había sido condenado por matar a una mujer hace seis años, fue finalmente abatido por la policía y llevado a un hospital donde más tarde murió.

"Estábamos a punto de salir, y mi hija estaba sentada en su triciclo", narró la sobreviviente. Elinsky agarró a la pequeña y la llevó a la cocina. Cerró la puerta y la decapitó. "Corrí a la cocina y traté de detenerlo pero me apuñaló en el estómago".

La madre de la víctima, identificada como Tatiana, había pedido a las autoridades que no liberaran a Elinsky porque temía que aún representara un riesgo para la comunidad.

Seis años antes, el agresor había matado en estado de ebriedad a una mujer en la misma ciudad, apuñalándola repetidamente con un cuchillo.

LEA MÁS: