Un RS-24 Yars despegando (Tass)
Un RS-24 Yars despegando (Tass)

Rusia probó este martes con éxito un misil balístico intercotinental RS-24 Yars desde un silo en el cosmódromo de Plesetsk, en el oeste del país, según informó el Ministerio de Defensa.

El ICBM, como se conoce a este tipo de proyectiles por sus siglas en inglés, alcanzó con éxito su objetivo en el polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka, a unos 5.600 kilómetros de distancia.

La prueba tuvo como objetivo principal comprobar la fiabilidad de un lote de misiles de clase similar (SS-27 Mod 2, según terminología de la OTAN), que son, a su vez, una versión modernizada del Tópol-M, que entró en operaciones en 2010, destacó la agencia rusa Sputnik.

El ICBM es un desarrollo del Tópol-M
El ICBM es un desarrollo del Tópol-M

Las ojivas experimentales llegaron al área designada del polígono de Kurá, en la península rusa de Kamchatka.

Todos los objetivos fueron completamente cumplidos, señaló el ministerio ruso.

Misiles de este tipo desfilando por Moscú
Misiles de este tipo desfilando por Moscú

El RS-24 Yars tiene un alcance de 11.000 kilómetros, lo que lo destaca por su alta maniobrabilidad, y lleva una ojiva de guiado individual y reentrada múltiple. Fue diseñado por el Instituto de Termotecnia de Moscú (MIT) en respuesta al escudo antimisiles de los Estados Unidos, según señaló Sputnik.

LEA MÁS: