Homenaje a las víctimas del atentado en Barcelona (AP/Francisco Seco)
Homenaje a las víctimas del atentado en Barcelona (AP/Francisco Seco)

Luego de que trascendiera el rol del imán Abdelbaki Es Satty como líder de la célula que causó al menos 15 muertos y decenas de heridos en Barcelona y Cambrils el jueves, el primo de dos de los terroristas dijo a un medio español que la radicalización de sus familiares no fue instantánea, como se reportó en un principio.

"Desde hace al menos un año el imán se reunía con algunos de ellos fuera de la mezquita", dijo el joven al periódico El País, manteniendo su anonimato. "Eso de que la radicalización de los chicos fue rápida es mentira", agregó.

Hace al menos un año el imán se reunía con algunos de ellos fuera de la mezquita

El mismo medio había reportado que Es Satty, radicado en Ripoll a 90 kilómetros de Barcelona, se ausentó misteriosamente en junio justo cuando los miembros de la célula ocuparon la casa en Alcanar desde donde planearon el ataque.

Esa fue la casa que estalló un día antes mientras los yihadistas manipulaban los explosivos que tenían pensando usar el ataque. Al menos dos de ellos murieron, uno de los cuales se cree que era Es Satty.

(Reuters)

Según explicó el hombre citado por El País, el imán se reunía frecuentemente en su furgoneta con Mohamed Hichamy y su hermano Omar, con Moussa Oukabir y con Youssef Aalla, cuatro de los terroristas que fueron abatidos por la policía. Se cree que la célula podría haber incluido a unos 12 miembros.

"Estaban dentro de la furgoneta y se tiraban dos horas o más. Si pasaba alguien caminando cerca, se callaban y empezaban a mirar los móviles", contó el primo de los Hichamy.

Se empezaron a comportar de una manera muy cariñosa con sus madres y con la familia, estaban mucho en casa y siempre atentos

Estas prácticas se extendieron por un año, en el que las reuniones se realizaban con extrema discreción. Cuando se cruzaban en la calle o la mezquita se saludaban como si fueran desconocidos. Pero en junio, durante el Ramadán, "perdieron el miedo a morir", explicó el joven.

"Desde ese momento se empezaron a comportar de una manera muy cariñosa con sus madres y con la familia, estaban mucho en casa y siempre atentos a sus familiares", agregó, relatando una conducta usual entre jóvenes radicalizados antes de llevar a cabo un atentado.

De arriba a abajo y de izquierda a derecha, Moussa Oukabir, Said Aallaa, Mohamed Hychami y Younes Abouyaaqoub. Este último se encuentra prófugo y es buscado intensamente por la policía
De arriba a abajo y de izquierda a derecha, Moussa Oukabir, Said Aallaa, Mohamed Hychami y Younes Abouyaaqoub. Este último se encuentra prófugo y es buscado intensamente por la policía

Por otro lado el padre de Moussa Oukabir y su hermano Driss, quien también participó del ataque, afirmó desde Marruecos que la última vez que habló con sus hijos fue hace dos meses, según destacó El Mundo.

"Me dijo que el día 20 de agosto iba a venir a verme a Marruecos. Pero no volvió a comunicarse conmigo y nunca me cogió el teléfono. No entendía qué ocurría. Ahora sí lo se. Le manipularon y le convirtieron en otra persona, en un asesino de inocentes", relató Saida Oukabir.

Le manipularon y le convirtieron en otra persona, en un asesino de inocentes (el padre de los Oukabir)

"Era muy bueno, de verdad, el que más se preocupaba por mí de mis hijos y no tenía ningún vicio malo. El imán de la mezquita de Ripoll es el que le metió esas ideas locas en la cabeza", agregó en referencia a Es Satty.

Ripoll es una ciudad al norte de Barcelona que concentró buena parte de la migración de campesinos y pastores marroquíes a España en la década de 1990.

La vivienda del imán en Ripoll, durante la investigación policial (AP)
La vivienda del imán en Ripoll, durante la investigación policial (AP)

Said había emigrado al país en ese momento con su mujer y cuatro hijos, pero luego retornó a la aldea de Aghbala en Marruecos. "Aquí no hay yihadismo ni jóvenes radicalizados ni nada de eso. Es una zona pobre de gente muy trabajadora", explicó otro primo de los terroristas, radicado en Francia pero de visita en la casa de los Oukabir en Marruecos.

En tanto un vecino dijo que en el pueblo se comentaba que "los terroristas de Barcelona han estado aquí este verano planeando el atentado, pero hay miedo y nadie lo va a confirmar abiertamente".

Mientras que un oficial a cargo de la comisaría de Aghbala se sumó a la teoría de una transformación yihadista ocurrida en España. "Estos chicos se fueron de aquí de niños, y han vivido toda la vida en España. Allí es donde hay que buscar toda la información porque es donde se han radicalizado", dijo a El Mundo.

La policía cree Es Satty habría muerto en la explosión de la casa en Alcanar, pero continúa buscando a Younes Abouyaaqoub, conductor de la furgoneta que embistió a decenas de personas en La Rambla de Barcelona.

LEA MÁS: