Israel instala un hospital en la frontera con Siria para atender a las víctimas de la guerra

Las Fuerzas de Defensa israelíes han atendido en los Altos del Golán a miles de sirios desde el inicio del conflicto, aprovechando que el régimen de Bashar al Assad no controla totalmente esa zona del país

El Ejército de Israel anunció este miércoles que está en desarrollo la instalación de un nuevo centro médico a metros de la frontera con Siria, que planea recibir diariamente a decenas de personas que llegan heridas por las secuelas de la guerra u otras afecciones de salud.

"En la zona cercana a la frontera no hay agua, no hay hospitales y quedan muy pocos médicos. Los civiles necesitan mucha ayuda", explicó el teniente coronel Tomer Koler, comandante de la unidad médica en la División de 210 en una conferencia de prensa en la que participó Infobae.

Por ello, en el marco de la operación "Buen Vecino", el nuevo hospital entrará en funcionamiento en un mes. Incluso, abrirá sus puertas del otro lado de la línea divisoria que fue trazada, ya que ésta no respeta exactamente los acuerdos de 1967 y la clínica seguirá estando del lado israelí.

"El lugar podrá recibir a 50 personas por día. Muchos de los tratamientos serán básicos, con una atención especializada a los niños", señaló el comandante, aunque resaltó que muchos de los civiles que llegan a la región presentan heridas causadas por la guerra.

El hospital será administrado con el apoyo de una ONG internacional, cuyo nombre aún no fue revelado. En silencio, las fuerzas israelíes han brindado atención médica a más de 3 mil civiles sirios desde el inicio del conflicto y a más de 800 niños. Desde el último agosto, han desplegado más de 100 misiones humanitarias a través de la frontera para enviar ayuda humanitaria, con ropas, alimentos y medicinas.

"Cuando veo a los heridos, no les pregunto de dónde vienen o qué hace su padre. para mí, eso no importa", señaló Koler, quien indicó su esperanza en que estos proyectos ayuden a cambiar la imagen de Israel en la zona.

La zona, aún del lado israelí, no ha estado libre de tensión. A finales de junio, se sucedieron varios episodios en los que el régimen de Al Assad disparó un misil en los Altos del Golán, que fueron respondidos por Tel Aviv con bombardeos al ejército sirio.

LEA MÁS: