Abu Bakr al Baghdadi, el autoproclamado califa del Estado Islámico (ISIS), realizó su primera aparición pública en la mezquita Al Nuri de la ciudad iraquí de Mosul. Y este miércoles, por razones desconocidas, el grupo terrorista destruyó ese templo del siglo XII.

Al Baghdadi, rebautizado como califa Ibrahim, apareció en una grabación de julio de 2014 subido al púlpito para dirigir las plegarias del primer viernes del Ramadán en la segunda ciudad de Irak, bajo control de los yihadistas.

En su sermón, Al Baghdadi instó a los musulmanes a sumarse al Califato para colmar sus aspiraciones de "dignidad, poder, derechos y liderazgo". Y argumentó: "Yo soy el wali (líder) que os preside, aunque no soy el mejor de entre vosotros, así que si no tengo razón, ayudadme. Si veis que estoy equivocado, aconsejadme y devolverme al camino correcto, y obedecedme mientras yo obedezca a Alá".

Allí, Al Baghdadi elogió la "victoria" yihadista que ha permitido restablecer el califato. "Alá le dio la victoria a vuestros hermanos muyahidines tras largos años de yihad y paciencia (…), y por ello han declarado el califato y nombrado al califa", afirmó. Y agregó: "Es un deber de los musulmanes que llevaba siglos perdido".

El autoproclamado califa abordó temas políticos relacionados con el califato e instó a jueces, médicos, ingenieros y expertos en jurisprudecia islámica a sumarse a su causa.

El vídeo, de 21 minutos, se replicó rápidamente por los foros y páginas yihadistas de internet traducido en varios idiomas. En la grabación, Al Baghdadi aparecía con barba y turbante y túnica negros.

Hasta entonces sólo se conocían dos fotografías del líder del Estado Islámico, la primera de los años entre 2005 y 2009, cuando estuvo preso en una cárcel estadounidense en Irak.

Con su minarete inclinado, la mezquita era uno de los monumentos más famosos de la Ciudad Vieja de Mosul
Con su minarete inclinado, la mezquita era uno de los monumentos más famosos de la Ciudad Vieja de Mosul

LEA MÁS: