Revolución de Hammam al-Alil. Así se hace llamar el grupo de vigilantes iraquíes que desde hace un tiempo decidió tomar venganza en mano propia contra los terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

En los últimos días once yihadistas fueron encontrados con los ojos vendados, las manos atados y con disparos en su cuerpo al lado de una carretera ubicada a unos 32 kilómetros de la ciudad de Mosul, donde el Ejército iraquí y el grupo extremista combaten día a día por el control de la segunda ciudad más importante del país.

La misión del grupo comenzó en mayo.

Su primera medida fue crear un grupo de Facebook a través del cual advirtió que se vengaría de los miembros del Estado Islámico. En ese momento, ese usuario cuenta con 650 seguidores.

Los vengadores mostraron las granadas que utilizaron en un ataque contra un terrorista
Los vengadores mostraron las granadas que utilizaron en un ataque contra un terrorista

"Pronto comenzaremos nuestra operación, ahora estamos localizando a las familias de ISIS", comunicó el grupo en su primer posteo en la red social, el pasado 28 de mayo.

"Haremos que se arrepientan de haberse unido. Buena suerte a todos", agregó la organización de "vengadores".

Este grupo fue conformado seis meses después de la liberación de la ciudad de Hammam al-Alil de las garras de los terroristas de ISIS.

Omar, uno de los integrantes de la organización, reconoció a The Telegraph que está llevando a cabo los ataques en venganza por la muerte de su primo, quien fue asesinado por los yihadistas del Estado Islámico.

"Es una reciprocidad. Hacen daño a mi familia, ahora haremos daño a ellos", indicó.

Ali Hamed Ahmed, de 65 años, por su parte, declaró que su familia fue atacada luego de que tres de sus hijos se unieran a ISIS. "Nuestra familia está siendo castigada por los pecados de nuestros hijos", señaló.

Otro posteo de la cuenta anti ISIS detalló el ataque perpetrado contra un terrorista y su familia. En la publicación fue compartida una foto de una granada  y los vigilantes reconocieron que habían atacado con ese explosivo, y a tiros, a la familia del yihadista Mohammed Astrash: "Lanzamos dos granadas y atacamos a la familia con disparos, como nos hicieron a nosotros".

En la página de Facebook este grupo de "vengadores" comparte las direcciones de los combatientes de ISIS y llama a sus seguidores a sumarse a los ataques contra los yihadistas quemando sus casas.

LEA MÁS: