Desde hace tiempo llama la atención de muchos jóvenes lo barata que se puede conseguir una lata de cerveza en algunos clubes nocturnos en China. Un video que estuvo circulando en las redes sociales dio inicio a una investigación policial que permitió el pasado 5 de mayo dar con la razón de esos precios aparentemente inexplicables.

Las autoridades descubrieron una fábrica clandestina y subterránea de falsa cerveza Budweiser. Trabajadores que estaban en condiciones de servidumbre debían recolectar latas vacías, rellenarlas con una cerveza de pésima calidad y luego taparlas con la ayuda de una máquina especial.

Las imágenes revelan que todo se hacía sin pasar por ningún proceso de limpieza ni de control bromatológico. Se estima que producían unas 600 mil latas por mes, que luego eran vendidas por monedas en bares y boliches.

Budweiser se convirtió en 2014 en la tercera marca de cerveza más popular de China, donde tiene 14 plantas. Desde entonces pasó a ser un blanco predilecto de falsificaciones.

LEA MÁS: