Los migrantes viajaban con salvavidas en una lancha neumática de color negro cuando de repente ésta se incendió, según puede verse en las imágenes captadas por un avión del Ejército portugués al servicio de Frontex, la agencia europea de vigilancia de fronteras.

La embarcación "explotó sin razón aparente, dejando a sus tripulantes a la deriva", señaló en un comunicado la Fuerza Aérea portuguesa, que había despachado su avión en el marco de una misión rutinaria de vigilancia marítima.

En un primer momento, el avión portugués de Frontex lanzó un bote salvavidas para los migrantes, finalmente rescatados por Salvamento Marítimo, un cuerpo español de rescatistas.

Según precisó éste en otro comunicado, la embarcación fue localizada inicialmente "a 16 millas al suroeste de la isla de Alborán", situada entre España y Marruecos.

"Este rescate ha sido uno de los más complejos de este centro", dijo en el comunicado Tomás García, controlador del espacio de Salvamento Marítimo en la ciudad andaluza de Almería, a unos 110 km de Alborán.

En el operativo participaron un helicóptero, que rescató a una persona aquejada de hipotermia, tres buques y un ferry. Un pesquero que navegaba por la zona rescató a otro de los migrantes, señaló Salvamento Marítimo.

Los migrantes fueron finalmente desembarcados en el puerto andaluz de Motril, la tarde del domingo hacia las 19:00 (17:00 GMT).

LEA MÁS: