Los rostros de sólo 15 de los 850 yihadistas británicos que fueron identificados
Los rostros de sólo 15 de los 850 yihadistas británicos que fueron identificados

Al menos 22 personas murieron y alrededor de 59 resultaron heridas tras el atentado suicida del lunes por la noche en el concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, una sala de conciertos para 21.000 personas en la tercera ciudad más poblada del Reino Unido.

Ian Hopkins, jefe de la Policía de Manchester, dijo que se cree que el atacante fue un lobo solitario que murió en la escena, aunque se está tratando de establecer si el atacante formaba parte de una red.

Sin embargo, hay buenas razones para temer las operaciones de grupos terroristas y de lobos solitarios de inspiración religiosa y autoradicalizados en el Reino Unido:

1- Aproximadamente 850 británicos se han unido a organizaciones yihadistas en Siria e Irak

En agosto de 2014, la premier británica, Theresa May, que en ese momento era secretaria del Interior, elevó el nivel de amenaza terrorista en el país a "severo", lo que significaba que era muy probable un ataque. Ese nivel de amenaza —uno por debajo de "crítico", que alerta sobre un ataque inminente— se planteó en respuesta a las advertencias por el peligro planteado por los yihadistas británicos que regresan de los combates en Siria e Irak.

Theresa May elevó a “severo” el nivel de amenaza terrorista en el Reino Unido en 2014 (Reuters)
Theresa May elevó a “severo” el nivel de amenaza terrorista en el Reino Unido en 2014 (Reuters)

Las agencias de inteligencia británicas estiman que aproximadamente 850 personas del Reino Unido viajaron a Siria e Irak para luchar con las organizaciones yihadistas allí o apoyarlas. En febrero de este año, alrededor de la mitad ya había regresado, según la cadena BBC.

En marzo, funcionarios de seguridad dijeron que se estaban preparando para el regreso de cientos de combatientes más, mientras ISIS pierde territorio. Las ciudades fortaleza del grupo de Mosul, en Irak, y Raqqa en el norte de Siria se espera que caigan en los próximos meses. "Es posible que regresen adoctrinados, profundamente peligrosos y dañados", dijo una fuente del Gobierno a The Guardian.

2- Los terroristas han intentado atacar Manchester antes

En noviembre de 2015, un juez de la ciudad de Nueva York encarceló al pakistaní Abid Naseer por 40 años por un complot de ataques masivos suicidas con bombas en Manchester en 2009. Naseer, de 29 años, extraditado a Estados Unidos para ser juzgado, fue arrestado después de que los servicios de inteligencia interceptaran comunicaciones que sugerían que estaba a dos días de un ataque en el centro comercial Arndale de Manchester un fin de semana de Pascua.

La trama consistía en un atentado con coche bomba al lado del centro comercial, con subsiguientes ataques suicidas en lugares separados y dirigidos a los que huían de la explosión inicial. Otros nueve ciudadanos pakistaníes en las ciudades de Liverpool y Manchester fueron detenidos junto a Naseer.

La policía trabaja en las inmediaciones del Manchester Arena tras el ataque del lunes (Getty Images)
La policía trabaja en las inmediaciones del Manchester Arena tras el ataque del lunes (Getty Images)

3- La Policía británica está constantemente anticipando un ataque terrorista

Mark Rowley, el oficial más antiguo en la lucha contra el terrorismo de Gran Bretaña, dijo en marzo de este año que el Reino Unido había frustrado 13 atentados terroristas desde el asesinato de Lee Rigby, un soldado apuñalado a muerte en las calles del sudeste de Londres en 2013. Algunos de esos ataques hubiesen sido de la escala de los que se llevaron a cabo en París en 2015 y Bruselas en 2016.

Mientras que los servicios de inteligencia del Reino Unido tienen un fuerte historial de anticipar ataques terroristas —recibidos, en parte, a través de la experiencia de tratar con el Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) durante los años entre 1970 y 1990—, el ex comisionado de la Policía Metropolitana Bernard Hogan-Howe escribió, en agosto del año pasado, que se trataba de "cuándo no ocurriría" un ataque en Gran Bretaña.

En marzo, el británico Khalid Masood arremetió con un automóvil contra peatones cerca del Parlamento británico antes de apuñalar a un oficial de policía, en un ataque que dejó cinco muertos, incluido él mismo. El mes pasado, otro ataque cerca del Congreso fue frustrado después de que la policía armada se abalanzara sobre un hombre que llevaba cuchillos.

El ataque en Londres el 22 de marzo de 2017 (REUTERS/Toby Melville)
El ataque en Londres el 22 de marzo de 2017 (REUTERS/Toby Melville)

Si se confirma como un atentado terrorista, el ataque del lunes por la noche sería el más mortífero en Gran Bretaña desde que cuatro terroristas suicidas mataron a 52 personas en ataques coordinados contra el sistema de transporte de Londres en julio de 2005.

LEA MÁS: