Los paramédicos de Esperance intentaron salvarle la vida. Murió minutos después en el hospital local (The Sydney Morning Herald)
Los paramédicos de Esperance intentaron salvarle la vida. Murió minutos después en el hospital local (The Sydney Morning Herald)

Una adolescente australiana de 17 años murió hoy luego de ser atacada ferozmente por un tiburón mientras surfeaba junto a su padre. El hecho ocurrió en la bahía de Esperance, en Australia Occidental, lugar donde se registraron varios hechos similares en los últimos años.

La joven -cuyo nombre aún no trascendió- padeció graves heridas producidas por el animal en sus piernas mientras realizaba la actividad acuática junto a su padre en Kelp Beds, un típico lugar de surfistas australianos. Según los primeros reportes, la mujer habría intentado nadar  desesperadamente hacia la costa al percibir el peligro que enfrentaba.

La víctima tenía 17 años y estaba junto a su padre (The Sydney Morning Herald)
La víctima tenía 17 años y estaba junto a su padre (The Sydney Morning Herald)

Los paramédicos consiguieron socorrerla del agua y trasladarla a un hospital cercano. Sin embargo, sus extremidades estaban muy dañadas y la sangre que había perdido era mucha. Fue declarada muerta minutos después en el Esperance Hospital.

La Policía de Esperance -que participó del rescate- confirmó el hecho y envió sus "condolencias" a la familia de la víctima producida en "circunstancias devastadoras".

El área es de una peligrosidad conocida para los surfistas en Australia. En octubre de 2014 Sean Pollard fue atacado por dos tiburones blancos. En el hecho perdió su brazo izquierdo y mano derecha, aunque sobrevivió. Pero en mayo de 2015, Ben Gerring no tuvo la misma suerte y murió tras las heridas que le produjo otro de estos animales.

LEA MÁS: