"Hubo fuertes ataques aéreos desde el alba contra posiciones rebeldes en el barrio de Jobar, desde donde se lanzó la ofensiva insurgente", dijo a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Aviones sirios y rusos bombardearon este lunes posiciones rebeldes y yihadistas en el este de Damasco, donde el Gobierno rechazó en la víspera una ofensiva insurgente, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Las fuerzas gubernamentales y sus aliados retomaron la iniciativa y lanzaron una contraofensiva contra los grupos rebeldes que lanzaron los ataques del domingo", precisó Abdel Rahmane.

El domingo, dirigidos por los yihadistas del Frente al Cham, la ex rama siria de Al Qaeda, lanzaron una violenta ofensiva desde la posición más cercana al centro de Damasco, en el barrio de Jobar, indicó la OSDH.

Ese barrio, en el cual se producen enfrentamientos desde hace dos años, está dividido entre los rebeldes y los yihadistas por un lado y las fuerzas gubernamentales por el otro.

Por primera ves en dos años, los rebeldes penetraron el domingo en edificios de la Plaza de de Abbassiyyin, desde donde dispararon cohetes contra varios sectores de la capital, según el OSDH.

Este lunes, los aviones del régimen sobrevolaban el sector y la gente volvía a circular por la Plaza de Abbassiyyin.

(Con información de AFP)