La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin (EFE)
La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin (EFE)

Un tribunal español acordó este jueves dejar en libertad provisional al cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, condenado a seis años de prisión por corrupción. Los jueces desestimaron el pedido de la fiscalía de fijar una fianza de 200.000 euros.

Aunque no deberá realizar ningún pago para estar libre, Urdangarin tendrá la obligación de comparecer el día 1 de cada mes ante la autoridad judicial en su país de residencia, Suiza.

El esposo de la infanta Cristina había sido condenado el viernes a seis años de prisión por malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos contra la Hacienda Pública. Cristina, por su parte, fue absuelta de los cargos de fraude fiscal.

El fiscal del tribunal de Palma de Mallorca (Islas Baleares) que juzgó el caso había pedido que Urdangarin permanezca en libertad mientras se examinan sus recursos.

Según la legislación española, el tribunal no podía imponer una medida cautelar más severa que las solicitadas por las partes.

Iñaki Urdangarin (Reuters)
Iñaki Urdangarin (Reuters)

Respecto a Cristina, tras cinco años de investigación y ocho meses después del inicio del juicio, la corte de Baleares consideró que la infanta no cometió los dos delitos de cooperación necesaria en fraude fiscal de los que se le acusaba, en un escándalo relacionado con las actividades de su marido que provocó que la Casa Real cortara relaciones con ella y su familia.

La infanta tendrá que pagar una multa de 265.000 euros en concepto de responsabilidad civil a título lucrativo, mientras que su esposo deberá abonar 512.000 euros.

La infanta Cristina (Reuters)
La infanta Cristina (Reuters)

La absolución de la infanta coincide con la línea de la fiscalía, que no presentó cargos contra ella. Fue la acusación particular de la organización Manos Limpias la que llevó por primera vez a un miembro de la familia real de España ante una corte de justicia.

A Urdangarin se lo acusaba de haber malversado, junto a un antiguo socio, millones de euros entre 2004 y 2006 a través de contratos públicos firmados entre el Instituto Nóos y los gobiernos regionales de Baleares y Valencia, dirigidos entonces por el Partido Popular del jefe de gobierno Mariano Rajoy.

LEA MÁS:

(Reuters)
(Reuters)