Donald Trump y el rey Salman mantuvieron una conversación telefónica
Donald Trump y el rey Salman mantuvieron una conversación telefónica

Donald Trump y el rey Salman, de Arabia Saudita, mantuvieron una conversación telefónica este domingo en la que acordaron crear zonas de seguridad en Siria y Yemen para ayudar a los refugiados desplazados por ambos conflictos, y hacer cumplir, "rigurosamente", el acuerdo nuclear con Irán.

"El presidente requirió y el rey acordó apoyar zonas seguras en Siria y Yemen, así como respaldar otras ideas para ayudar a muchos refugiados desplazados por los actuales conflictos", señaló la Casa Blanca a través de un comunicado.

Ambos líderes coincidieron "en la importancia de fortalecer los esfuerzos conjuntos para combatir la propagando del terrorismo islámico radical y también en la importancia de trabajar conjuntamente para enfrentar los desafíos para la paz y seguridad regionales".

Trump y el rey Salman acordaron también aplicar rigurosamente el Plan Conjunto de Acción Integrada con Irán, y "abordar las actividades regionales desestabilizadoras" del régimen persa.

LEA MÁS:

El rey saudita, por su parte, instó al presidente norteamericano a liderar un esfuerzo en Medio Oriente "para derrotar al terrorismo y ayudar a construir un nuevo futuro económico y social para el pueblo de Arabia Saudita y la región".

Riad es uno de los miembros de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos para combatir al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Irak Y Siria.

El reino, a su vez, lidera otra coalición militar en Yemen, cuyo conflicto en estalló cuando los rebeldes chiíes ocuparon en septiembre de 2014 la capital y otras provincias del norte y centro del país, tras lo que el Gobierno yemení se trasladó a la ciudad meridional de Adén.

La guerra se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países suníes y respaldada por EEUU intervino directamente en el conflicto a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional, que huyó de Adén y se exilió en Riad.