El ataque se llevó a cabo en Rann, estado de Borno, Nigeria (Médicos Sin Fronteras)
El ataque se llevó a cabo en Rann, estado de Borno, Nigeria (Médicos Sin Fronteras)

Un avión de combate de la fuerza aérea nigeriana que se encontraba en misión contra extremistas del grupo Boko Haram, bombardeó el martes por error un campamento de refugiados y ocasionó la muerte de más de 100 personas, mientras que 200 personas más resultaron heridas, dijeron médicos y un funcionario del gobierno.

Por las amenazas de Boko Haram, más de 2,5 millones de personas se vieron obligadas a desplazarse en Nigeria (Médicos Sin Fronteras)
Por las amenazas de Boko Haram, más de 2,5 millones de personas se vieron obligadas a desplazarse en Nigeria (Médicos Sin Fronteras)

El general Lucky Irabor confirmó el ataque accidental ocurrido en el poblado de Rann, en el noreste del país, cerca de la frontera con Camerún, y dijo que "algunos" civiles murieron.

Se cree que es la primera ocasión en que las fuerzas armadas de Nigeria admiten haber tenido un error semejante en una región donde los aldeanos han reportado antes muertes de civiles en los bombardeos casi diarios que realiza el gobierno contra los milicianos islámicos.

El presidente nigeriano Muhammadu Buhari expresó profunda tristeza y lamentó "este lamentable error operacional".

Entre las víctimas hay miembros de la Cruz Roja
Entre las víctimas hay miembros de la Cruz Roja

Un funcionario del gobierno del estado de Borno, quien estaba ayudando a coordinar el traslado de heridos de la zona remota a través de helicópteros, dijo que más de 100 personas, entre refugiados y personal de asistencia, fallecieron. Solicitó no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con reporteros.

La organización Médicos Sin Fronteras dijo que su equipo asentado en Rann contabilizó al menos 52 cadáveres y que estaba atendiendo a 200 heridos, muchos de ellos en condición grave, por lo que se pensaba que iba a aumentar la cifra de muertos.

El ataque se produjo contra un campo de refugiados en Nigeria
El ataque se produjo contra un campo de refugiados en Nigeria

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICCR) indicó desde Lagos que seis de sus miembros en la zona murieron durante el bombardeo.

"Este ataque a gran escala sobre gente vulnerable que ya ha huido de la violencia extrema es horroroso e inaceptable", dijo el doctor Jean Clément Cabrol, director de operaciones del grupo de ayuda.

MSF y el CICR se encargan de la distribución alimentaria en los campamentos de desplazados de Rann, que abandonaron sus hogares huyendo de la violencia de Boko Haram.

Mientras caía la noche, el grupo pasaba apuros para estabilizar a los heridos graves. "Tenemos la esperanza de que durante la noche no morirán muchos más", dijo el jefe de programas de urgencias del grupo, Hugues Robert, quien describió una compleja operación de traslado de heridos debido a que el área es insegura.

Boko Haram ha asesinado a más de 20.000 personas y ha obligado a más de 2,5 millones a huir de sus hogares desde que empezó su actividad terrorista en 2009.

Con información de AP y AFP