El secreto de una modelo danesa para perder 52 kilos

infobae-image

Una estudiante superobesa se transformó en modelo de ropa deportiva en Dinamarca después de perder casi la mitad de su cuerpo. ¿El secreto? Comer todo con una cuchara de té.

infobae-image infobae-image infobae-image

No fue sencillo, en la adolescencia llegó a pesar 126 kilos y debió cambiar todas sus rutinas. En el pasado quedaron las 3.500 calorías diarias y los atracones de chocolate.

infobae-image

Su índice de masa corporal llegó a 40,6, lo que la ubicaba en la categoría más alta de obesidad. Cansada de las burlas, decidió cambiar.

infobae-image infobae-image

Ahora pesa 68 kilos y logró su primer contrato como modelo de ropa deportiva. Es que el cambio en sus rutina alimentaria abrió un nuevo mundo para esta joven danesa. Sus facciones se acentuaron y emergió su belleza. Además, entrena duro para que el exceso de piel se transforme en músculo. De todas formas, debió recurrir a una cirugía. "Cuando bajé de peso, mi estómago lucía igual que cuando estaba gorda. Me sobraba mucha piel. Recién después de la operación empecé a sentir el verdadero cambio", contó.

infobae-image infobae-image

Eso sí, no quiere perder el rastro del pasado. Lo conserva como un tesoro para que no vuelva a sucederle. Su cuenta de Instagram se transformó así en su espacio de motivación.

infobae-image infobae-image

"Decidí que ya no comería montañas de comida. Sólo como un plato y siempre utilizo cuchara de té, así me lleva más tiempo comer y no me atraganto con los alimentos", reveló a modo de consejo. "Engaño a mi mente, me funciona", agregó orgullosa.

infobae-image
 

"Si alguien me hubiese dicho hace tres años que sería modelo, me hubiese reído a carcajadas, y aquí estoy", afirmó.

Su rutina diaria y sus logros se transformaron en la motivación de miles de jóvenes que la alientan en las redes sociales. Ella, feliz, sigue mostrando sus cambios en la red social. "Si yo pude, tú también", afirma en casi todos sus post.

infobae-image

LEA MÁS:

La verdad detrás de la tormentosa relación de George Michael y su novio