El camión arrolló a las personas que se encontraban en un mercado navideño en Berlín
El camión arrolló a las personas que se encontraban en un mercado navideño en Berlín

El lunes un camión con acoplado embistió un mercado navideño en Berlín, asesinando a 12 personas e hiriendo a casi 50. El 14 de julio de 2016, la ciudad de Niza, en Francia, fue testigo de un ataque similar, aunque con un saldo de 86 personas fallecidas. Ambos atentados fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico (ISIS, en inglés).

De acuerdo con expertos en seguridad, no existen medidas infalibles contra este método, que consiste en arremeter con camiones de gran tonelaje contra multitudes y causar verdaderas carnicerías. Sin embargo, sí es posible tomar precauciones.

El número de objetivos potenciales de este tipo de ataques es tan alto que el riesgo subsistirá en los próximos años, estiman especialistas sobre este modus operandi preconizado desde hace años por Al Qaeda y recientemente por el grupo ISIS.

“La única manera de protegerse es cuando el evento está previsto con antelación. Se puede prohibir la circulación o colocar bloques de hormigón”

"La única manera de protegerse es cuando el evento está previsto con antelación. En ese caso se pueden tomar medidas de prevención, como prohibir la circulación en las calles o colocar bloques de hormigón", dijo a la AFP un alto responsable de la lucha antiterrorista, bajo condición de anonimato.

El camión que embistió contra una multitud en Niza, Francia, y asesinó a 86 personas (Reuters)
El camión que embistió contra una multitud en Niza, Francia, y asesinó a 86 personas (Reuters)

Es el caso de los mercados de navidad en Francia, donde se pueden tomar medidas de seguridad. "Tras la masacre de Niza, estos blancos estaban entre las hipótesis".

"¿Pero qué pasaría si ocurre un ataque similar un día de semana en febrero, sin ningún evento particular, en los Campos Elíseos o en una avenida cualquiera? En ese caso no se puede hacer nada. Puede pasar en cualquier lugar y en cualquier momento".

LEA MÁS: 

"Este es el gran problema de este tipo de atentados. Se trata de ataques repentinos con medios que se pueden encontrarse fácilmente", apuntó este alto funcionario.

“Se trata de ataques repentinos con medios que se pueden encontrarse fácilmente”

Además, las medidas de protección estáticas, como las barreras, son disuasorias pero pueden ser burladas. El tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, quien cometió la masacre de Niza del 14 de julio, estuvo en el lugar del ataque el día previo al acto para localizar el lugar por el cual podía penetrar al Paseo de los Ingleses, la avenida costera en la que se había congregado una multitud para admirar fuegos artificiales.

"Se deben realizar estudios de vulnerabilidad, pero eso exige medios", explica a la AFP Ludovic Guérineau, ex miembro de los servicios secretos franceses y actual director de operaciones de la firma de seguridad privada Anticip. "Se trata de lugares abiertos, en entornos naturales, por lo que se tendrán que tomar medidas adaptadas".

La canciller Angela Merkel tras el atentado en Berlín (AP)
La canciller Angela Merkel tras el atentado en Berlín (AP)

"Desgraciadamente, habrá que acostumbrarse a vivir bajo amenaza, conscientes de que los métodos de los atacantes inevitablemente se adaptarán". "Si ven que las medidas adoptadas para contrarrestar la amenaza cambian, cambiarán sus métodos", indicó.

"La última máquina para matar"

Este tipo de ataques contra civiles, militares o policías se ha visto en Israel. Atacantes palestinos han llegado incluso a emplear aparatos utilizados en obras públicas, difíciles de detener.

En septiembre de 2014, el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) describió este método en su revista de propaganda Inspire, en la que instan a sus seguidores a utilizar vehículos pesados para cometer atentados.

En su portada mostraban una camioneta Ford bajo el título "La última maquina para matar". "Pueden utilizar camionetas, entre más grandes mejor. Para provocar el mayor daño posible, deben circular rápido, manteniendo el control del vehículo para arrollar a una gran cantidad de personas", indicaban.

El entonces vocero de ISIS, Abu Mohamed al Adnani, llamó también a los simpatizantes del grupo extremista a atacar a "infieles" con los medios disponibles. "Si no tienen bombas o armas, encuentren a un estadounidense o a un francés, o cualquiera de sus aliados. Golpéenlos  en la cabeza con una piedra, apuñálenlos, arróllenlos con sus vehículos".

"En el futuro, cuando se organice este tipo de evento público, habrá que tomar en cuenta esta amenaza", concluyó el alto responsable antiterrorista. "Pero cuando no se trata de un evento planificado, no hay nada que hacer. No se puede prohibir la circulación de todos los camiones en los centros de las ciudades".

Michel Moutot para AFP