Un MiG-29 ruso se posa sobre el portaaviones Kzunetsov
Un MiG-29 ruso se posa sobre el portaaviones Kzunetsov

Un caza ruso MiG-29K se estrelló al intentar aterrizar en el portaaviones Almirante Kuznetsov, desplegado frente a las costas sirias en el mar Mediterráneo, pero el piloto logró sobrevivir, según informó el Ministerio de Defensa.

En un comunicado, las autoridades indicaron que el avión se estrelló por un "problema técnico" a pocos kilómetros del portaaviones. El piloto consiguió eyectarse de la nave y luego fue transportado hasta el buque.

"El grupo de portaaviones continúa sus operaciones en el Mediterráneo de acuerdo con lo planeado. Los vuelos siguen su desarrollo", agregó el Ministerio.

Las aeronaves estacionados en el Almirante Kuznetsov efectúan vuelos de práctica y de cooperación con el puerto sirio más cercano.

El Kuznetsov despertó tensiones en su paso por el Canal de la Mancha y el Estrecho de Gibraltar durante su ruta a las costas sirias (AFP)
El Kuznetsov despertó tensiones en su paso por el Canal de la Mancha y el Estrecho de Gibraltar durante su ruta a las costas sirias (AFP)

El portaaviones llegó a Siria en un contexto de crecientes tensiones entre Rusia y Occidente sobre la crisis en el país árabe, donde una guerra entre grupos rebeldes y las fuerzas del presidente Bashar al Assad ha dejado 300.000 muertos desde 2011.

La OTAN ha manifestado su preocupación por el despliegue, afirmando que podría significar un incremento del número de ataques aéreos en Siria, particularmente en la asediada Alepo.

Según datos de Fox News, el MiG-29, diseñado durante la Guerra Fría, tiene un precio de USD 29 millones y puede alcanzar una altura máxima de 18 mil metros.

(Con información de AFP y AP)