En 2010, en Túnez, comenzó una cadena de conflictos que se sucedió en países de África y Medio Oriente, como Marruecos, Argelia, Egipto, Libia, Irak y Siria, entre otros. La serie de revueltas, conocida como la Primavera árabe, llevó al derrocamiento de dictaduras que se habían perpetrado en el poder por décadas, y en otros casos, como en Siria y Yemen, desató guerras civiles que persisten hasta el día de hoy.

Tutu Alicante, activista por los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, remarcó el caso de Senegal y auguró otra primavera democrática en países que aún viven bajo regímenes autoritarios.

"No veo tan lejano otro caso como el de la Primavera árabe en África", aseguró Tutu, en diálogo con Infobae, durante su visita a Buenos Aires, donde brindó una conferencia –invitado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL)- para exponer la difícil situación que vive su país desde hace 37 años bajo el régimen de Teodoro Obiang.

Abdoulaye Wade asumió como presidente de Senegal en el año 2000, y luego fue reelecto en 2007. Previo a las elecciones de 2012, grupos de manifestantes salieron a las calles para reclamar que el mandatario no se presentara a los comicios. Las protestas derivaron en fuertes represiones de la policía, mientras cerca de la frontera con Gambia se desarrollaban enfrentamientos entre facciones rebeldes y el Ejército.

En la Primavera árabe, varios países del Magreb y Medio Oriente derrocaron a dictaduras que llevaban décadas en el poder
En la Primavera árabe, varios países del Magreb y Medio Oriente derrocaron a dictaduras que llevaban décadas en el poder

Wade finalmente pudo presentarse en las elecciones, pero ya muy debilitado por las recientes tensiones perdió en segunda vuelta con Macky Sall, actual jefe de Estado del país africano.

"Justo después de lo que sucedió en Túnez, los jóvenes se levantaron y le plantaron cara a Abdoulaye Wade, y dejó de ser presidente", indicó Tutu, quien sostuvo que en la actualidad, Senegal cuenta con "un gobierno un poco más democrático".

El "efecto Dakar" tuvo su contagio en Burkina Faso, pero con menos éxito. Sin embargo, el activista por los derechos humanos consideró que es importante que sociedades como las de "Guinea o Angola" copien lo que pasó en Senegal.

En Angola, donde el presidente José Eduardo dos Santos también lleva 37 años en el poder, ya hubo algunos casos de intento de levantamiento, como el de un grupo de 18 jóvenes que estuvo casi seis meses en prisión "por leer un libro sobre la lucha no violenta": "Todo fruto del proceso que se comenzó en Senegal".

Teodoro Obiang lleva 37 años en el poder
Teodoro Obiang lleva 37 años en el poder

"Poco a poco se están dando esos lazos de colaboración, de solidaridad que se necesitan", aseveró.

Países como "Eritrea o Zimbabue", y muchos otros del continente, también sufren "férreas dictaduras". Tutu, quien lleva 21 años viviendo en Carolina del Norte, Estados  Unidos, ya que es considerado persona "non grata" en Guinea Ecuatorial, subrayó la importancia de que el mundo plantee el caso de África "desde una perspectiva de solidaridad".

"Nos estamos olvidando de la parte buena que debería tener la globalización, que para mí es la solidaridad". "Cuando sufre una persona en Ruanda o en Burundi, o en cualquier otro país de África, eso le debería doler a cualquier humano", argumentó, al mismo tiempo que aseguró que la comunidad internacional tiene "la capacidad y la oportunidad de ayudar a aliviar ese sufrimiento".

En esa línea, criticó a los gobiernos que reciben a estos líderes "autoritarios", como fue el caso de la ex presidente argentina Cristina Elisabet Kirchner, quien en 2008 recibió a Obiang. "No se lo debería haber recibido en un país como la Argentina, países que han vivido una dictadura… (…) y que han evolucionado a una democracia".

Tutu acusó al régimen de Obiang de “represor” y de ser uno de los más corruptos del mundo
Tutu acusó al régimen de Obiang de “represor” y de ser uno de los más corruptos del mundo

Más allá de la presión internacional, Tutu consideró fundamental que gente como él se levante en Guinea Ecuatorial contra la dictadura y denunció que el régimen encarcela a algunos militares por "miedo" a que se rebelen: "La situación es desastrosa en todos los aspectos. La gente conoce la realidad (…) Lo que no sabe, en mi opinión, es el poder que tiene el pueblo de cambiar esa situación".

"No se ha desarrollado la sociedad civil ni ningún otro tipo de espacio donde los ciudadanos puedan expresarse; no hay sindicatos, no hay prensa…", añadió.

En el marco de los recientes levantamientos que se produjeron en países del Magreb (Túnez, Argelia y Marruecos), y en Medio Oriente, Tutu explicó que Guinea Ecuatorial, al ser el único país africano de habla hispana, queda en una situación de "aislamiento".

"Las noticias que salen de Camerún o Gabón, o cualquier otro país limítrofe, salen en francés". Además, "no hay prensa independiente,  entonces enterarse lo que pasa afuera de Guinea es difícil".

Tutu Alicante fue declarado persona “non grata” en Guinea Ecuatorial
Tutu Alicante fue declarado persona “non grata” en Guinea Ecuatorial

Otro factor en común entre Guinea y el resto de los países africanos es el alto índice de pobreza y corrupción. Como país petrolero, hasta hace poco se producían 450 mil barriles diarios. Una cifra muy alta para una población menor al millón de habitantes. Esto incluso le permitió ser una de las naciones con mayor renta per cápita del mundo.

"Pero como tenemos uno de los gobiernos más corruptos del mundo, todo ese dinero en vez de invertirse en temas donde se debían invertir, como salud, educación, han pasado a comprar mansiones y coches de lujo por todo el mundo para la familia del presidente", denunció Tutu. Situación similar viven los angoleños, donde la hija de Dos Santos, Isabel dos Santos, es considerada una de las mujeres más ricas del mundo.

En abril de este año Obiang se aseguró siete años más de mandato al ganar las elecciones con el 99,2% de los votos. Incluso el presidente no tuvo rival en los comicios, ya que el único partido opositor, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), decidió no presentar candidato por falta de transparencia.

El activista que desde hace dos décadas reside fuera de su país comentó que cada mitin o reunión que organiza el partido, termina "con detenidos". "A ese partido se le ha permitido para aparentar ante el mundo exterior. Tiene un congresista, un senador. Pero en realidad no puede funcionar, depende completamente de que el Estado les financie cualquier cosa", explicó.

Tutu alertó sobre la situación de Venezuela y Nicaragua
Tutu alertó sobre la situación de Venezuela y Nicaragua

Tutu también opinó sobre la situación de América Latina. Alertó sobre el "proceso durísimo" que está atravesando Venezuela, y las recurrentes denuncias contra el gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua. Sin embargo, a diferencia de África, consideró que la región "ha evolucionado muchísimo" y que cuenta "con más posibilidades de que se resuelvan temas como el de Venezuela o Nicaragua que en África, donde existen menos oportunidades".

"Muchos países latinoamericanos están encontrando ese balance de poderes. La Organización de Estados Americanos (OEA) funciona en un nivel en que la Unión Africana no funciona".

Como ejemplos de este "balance de poderes", destacó las detenciones de los ex presidentes Otto Pérez Molina en Guatemala, y Alberto Fujimori en Perú, por casos de corrupción.

También opinó que los grupos minoritarios tienen mayor participación. En Guinea Ecuatorial, en cambio, cuando han querido expresarse, "el gobierno los ha aniquilado completamente", concluyó.