Hezbollah atacó con aviones no tripulados la región de Alepo
Hezbollah atacó con aviones no tripulados la región de Alepo

El grupo terrorista chiita libanés, Hezbollah, desplegó una serie de drones para bombardear a los rebeldes sirios en Alepo, que son motivo de preocupación para Occidente. Según los especialistas en seguridad, si no se los controla, los aviones no tripulados se utilizarán en los campos de batalla de todo el mundo.

El nuevo drone utilizado por la organización terrorista es un arma táctica, fácil de operar, barato, y aunque puede volar distancias limitadas y portar pocos kilogramos de explosivos, es extremadamente preciso en el lanzamiento de las bombas. Su uso estratégico les permite a los terroristas cruzar la frontera y generar miedo en las unidades enemigas.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos, desde el Pentágono, advirtió sobre la peligrosidad de estas armas y el riesgo que pueden significar para las tropas que se encuentran en el campo de batalla. Las defensas antidrones de los EEUU están basadas en la tecnología militar habilitada y en el tipo de vehículos no tripulados que se utilizan habitualmente en los enfrentamientos bélicos, pero no para estos aparatos pequeños utilizados por Hezbollah.

Un combatiente de Hezbollah prueba uno de los drones
Un combatiente de Hezbollah prueba uno de los drones

El periódico estadounidense Daily Beast explicó que el Pentágono intenta "localizar, reconocer, rastrear y neutralizar el movimiento de los drones, y simultáneamente evitar dañar el medio ambiente" según la orden que sus científicos siguen buscando la solución a esta nueva amenaza.

Otra de las ventajas aprovechadas por los extremistas es su precio: con 200 dólares, cualquier fuerza militar sin recursos puede adquirir uno.

La semana pasada el grupo difundió el ataque de sus drones en la periferia de Alepo, y en el video se muestran bombas de racimo de producción china lanzadas sobre los habitantes.

El periódico Al Akhbar, afiliado al grupo terrorista, publicó un artículo titulado "Hezbollah en la tierra y en el aire", donde entrevista a un alto comandante que asegura: "Tras la victoria en 2006, se nos pidió cambiar nuestros sistemas ofensivos y prepararnos para lo que los israelíes más temen: nuestra infiltración en la Galilea".

Los Estados Unidos fueron el primer país en desplegar drones armados con el Predator utilizado desde el año 2001 para alcanzar objetivos terroristas en Irak.

En 2004, el jeque Hassan Nasrallah, secretario general de Hezbollah, prometió que el drone Mirsad sería capaz de penetrar en el territorio israelí con una carga de 100 kilogramos de explosivos. Dos años más tarde, cumplió su promesa y lanzó tres aviones no tripulados del tipo Ababil, contra Israel. Todos ellos fueron interceptados por la Fuerza Aérea israelí.