La muchacha se quería tomar una selfie mientras el tren pasaba detrás de ella. Nunca imaginó que terminaría filmando una desgracia.

Distintos grupos de niños jugaban peligrosamente sobre las vías. Es que ver pasar las imponentes formaciones es una de las principales atracciones para ellos.

Un tren pasó a toda velocidad de izquierda a derecha. Dos pequeños lo miraban como hipnotizados entre las dos vías. Al verlos, un niño un poco más grande (vestido de azul), que se presume sería el hermano mayor, se acercó para decirles que se alejasen.

Al hacerlo, no se percató de que venía otro tren en sentido contrario. Lo arrolló y murió en el acto.

LEA MÁS: