Después de seis meses de investigación, los servicios secretos tendieron una trampa a un francés de 25 años que preparaba, según ellos, "quince actos terroristas" en Francia. Lo arrestaron el 21 de mayo en la frontera entre Ucrania y Polonia.

Según confesó el detenido, la razón de sus planes era su oposición a "la llegada masiva de extranjeros a Francia, la difusión del islam y la globalización". Durante el posterior registro de su vivienda en el noreste de Francia, donde se abrió una investigación, los agentes incautaron una camiseta de un grupo de extrema derecha, según una fuente policial francesa.

En el momento del arresto, el hombre portaba un arsenal de guerra compuesto de 125 kilos de TNT, dos cohetes antitanques, cinco fusiles de asalto Kalashnikov y más de 5.000 municiones. Entre sus objetivos figuraban mezquitas, sinagogas y oficinas de hacienda.

El francés de 25 años, detenido en la frontera entre Ucrania y Polonia, preparaba 15 atentados (AFP)
El francés de 25 años, detenido en la frontera entre Ucrania y Polonia, preparaba 15 atentados (AFP)

Tras llegar a Ucrania en diciembre de 2015 haciéndose pasar por un voluntario, el detenido entró en contacto con unidades militares en el este del país, sumido en un conflicto entre fuerzas ucranianas y separatistas prorrusos, con el objetivo de adquirir armas y explosivos. Los investigadores franceses no cuentan todavía con nada que "confirme o desmienta una eventual pista terrorista", por lo que pedirán "informaciones adicionales" a las autoridades en Kiev.

El alcalde de Nant-le-Petit, un pueblo de 80 habitantes del noreste de Francia donde residía el joven, lo describió como "un muchacho muy agradable con sus vecinos, inteligente y simpático". El sospechoso, que trabajaba como inseminador de vacas en una cooperativa agrícola, realizó un viaje a Ucrania en Navidad, confirmó a AFP un agricultor para el que trabajaba.

"Fue a visitar una granja a Nueva York y una en Ucrania, hace dos o tres años", recuerda otra vecina, Catherine Lenquette, agregando que el hombre "nunca hablaba de política, incluso después de los atentados" en Francia.

El presidente francés, François Hollande, admitió el domingo la existencia de una amenaza de atentado durante la competición y prometió "todos los medios" para que esta Eurocopa 2016 sea un "éxito".nas "para que la seguridad [durante la Eurocopa] esté garantizada".

(AFP)