La explosión del coche bomba causó al menos 11 muertos y 36 heridos (Twitter @Jakoben1789)
La explosión del coche bomba causó al menos 11 muertos y 36 heridos (Twitter @Jakoben1789)

La policía turca detuvo a cuatro sospechosos en el marco de la investigación sobre el atentado con coche bomba que mató a 11 personas el martes por la mañana en Estambul, informó la agencia de prensa gubernamental Anatolia.

Los cuatro sospechosos fueron llevados a la sede de seguridad de Estambul para ser interrogados, señaló la agencia, sin dar más detalles.

Once personas, entre ellas siete policías, murieron este martes en el centro de la ciudad y 36 más resultaron heridas en un atentado con coche bomba contra un vehículo policial, atribuido en un principio a los rebeldes kurdos del PKK.

El atentado se produjo a las 08:40, hora local, cuando el vehículo con los agentes circulaba cerca de una parada pública de autobuses en el barrio de Beyazit Vezneciler, cerca de una universidad y de lugares turísticos en la parte europea de la ciudad.

Al parecer, el coche bomba fue activado por control remoto y después de la explosión se produjo un tiroteo, según la agencia de noticias pública Anadolu, aunque existe cierta confusión al respecto.

La policía detuvo a cuatro sospechosos tras el atentado que dejó 11 muertos en Estambul (AP)
La policía detuvo a cuatro sospechosos tras el atentado que dejó 11 muertos en Estambul (AP)

CNNTürk indicó, además, que tres de los 36 heridos se encuentran en estado crítico.

Turquía se encuentra en estado de alerta por amenaza terrorista y esa ciudad en particular ha sido escenario este año de dos atentados suicidas atribuidos al yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en lugares turísticos y que causaron una quincena de muertos.

El pasado marzo un atentado suicida con coche bomba del grupo armado Halcones por la Libertad de Kurdistán (TAK, por sus siglas en kurdo) cerca de una parada de autobuses urbanos en Ankara causó 37 muertos y más de un centenar de heridos.

Este grupo reivindicó también un atentado en febrero contra un convoy militar en el centro de Ankara, cometido con un coche bomba conducido por un suicida que causó 28 muertos, en su gran mayoría, militares.