La frase polémica de Samuel García