Locutora acosó a trabajadores que estaban hablando español