No se recomienda el uso de pruebas rápidas como mecanismo de diagnóstico de COVID19