Noveno y Judas, quemaban todo a su paso para impedir su aprehensión