Día Mundial del Peatón: los riesgos que amenazan a los niños en CDMX, una ciudad hecha para adultos

La UNICEF ha indicado que al menos el 60% de los niños y niñas de la capital se trasladan a la escuela caminando

(Ilustración: Jovani Pérez/Infobae México)
(Ilustración: Jovani Pérez/Infobae México)

El Día Internacional del Peatón se celebra desde 1897, en memoria de la joven londinense Bridget Driscoll, quien fue embestida por un vehículo automotor que le causó la muerte. El incidente quedó registrado como el primero en su tipo en el planeta.

Décadas después, la Organización Mundial de la Salud (OMS) eligió esta fecha para conmemorar este día para concientizar a la población en materia de seguridad vial y los derechos y obligaciones que debe de asumir toda la gente en su condición de peatón.

Según la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transporte (SCT), en el mundo cada 23 segundos fallece una persona por un accidente de tránsito, además de que cada año se pierden aproximadamente 1.3 millones de vidas por incidentes de esta naturaleza.

En este sentido, organizaciones internacionales y de la sociedad civil, han llamado la atención al gobierno mexicano para atender en la materia a un sector de la población que resulta específicamente vulnerable, como lo son las niñas y niños, quienes muchas veces quedan al margen de la discusión vial.

Los adultos a la calle, los niños en sus casas

“Estamos viendo que las necesidades del 80% de los niños que habita las ciudades no están siendo atendidas”, aseguró a Infobae México, Jerónimo Monroy, Coordinador de Exploradores de la Ciudad, una asociación civil que trabaja con niños y niñas para asegurarles, en conjunto, el ejercicio de su derecho a la ciudad.

Su trabajo de base se encuentra en Iztapalapa, la segunda localidad con mayor número de niñas y niños en el país, después de Aguascalientes, y la primera en la Ciudad de México (CDMX), según datos de la organización.

Niños jugando en la calle (Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
Niños jugando en la calle (Foto: EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

El también Urbanista por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que la población infantil normalmente es dejada de lado en la edificación de las ciudades debido a que éstas están construidas en función del ritmo veloz que caracteriza la vida de los adultos, especialmente en las urbes.

Como consecuencia de este enfoque que privilegia las necesidades del sector adulto, las calles se han vuelto lugares cada vez más peligrosos y hostiles para la niñez.

Tan solo hay que ver los datos para darse cuenta de lo grave de la situación: El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registró que los accidentes de tráfico y de motor fueron, desde el inicio de los registros (1998) y hasta 2019, la primera causa de muerte entre niños de 5 a 14 años; en 2020 se posicionó en segundo lugar enseguida del cáncer.

Lo anterior se ha traducido en una reducción considerable de la actividad infantil independiente al aire libre en los últimos 40 años, en la que entre el 70 y 80% de las y los pequeños ya no juegan fuera de sus casas. “Una disminución nociva y alarmante que pone en riesgo su desarrollo cognitivo y social”, consideró la organización civil Liga Peatonal en su Manual de Seguridad Vial con perspectiva de Infancia.

Se suma además, la relación entre las lesiones por accidente de tránsito y la pobreza infantil, que como lo indica el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) —en su informe titulado Calles para la vida se ve claramente en los centros urbanos de México, donde el 60% de los menores de edad son los más vulnerables al tener que caminar diariamente para poder llegar a la escuela en la CDMX.

Sin infraestructura para garantizar la seguridad vial de la niñez

“La prioridad para las autoridades, ha sido el asfaltado y emparejamiento de las calles, dándole prioridad al automóvil y no se ha invertido en banquetas” ni vías en las que puedan caminar, jugar y desarrollarse los niños en las calles, señaló Jerónimo Monroy.

Los niños y niñas, han dejado de jugar en las calles (Foto: EFE/Cabalar)
Los niños y niñas, han dejado de jugar en las calles (Foto: EFE/Cabalar)

Y no se equivoca, pues en la más reciente versión del Inventario Nacional de Viviendas, el INEGI dio a conocer que del total de las manzanas que había en la CDMX en 2020, solo en el 18% se tenía una cobertura total de pasos peatonales. De igual manera, solo el 46% tenía instaladas banquetas en todas sus vialidades.

“La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, debería de ser el móvil para atender prioritariamente a todos esos niños que también son víctimas de la violencia en México. Y el hacerlo con una perspectiva de infancia abarcaría a todos, sería vinculante para todo el espectro de la población, no solo para ellas y ellos”, finaliza el coordinador de Exploradores de la Ciudad.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR