Lotería Nacional rifó casa de 90 MDP del “Señor de los Cielos”

El boleto ganador fue vendido en la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas y formó parte de un sorteo especial

La casa era propiedad del Instituto Nacional Para Devolverle al Pueblo lo Robado (Foto: INDEP)
La casa era propiedad del Instituto Nacional Para Devolverle al Pueblo lo Robado (Foto: INDEP)

La casa del narcotraficante Amado Carrillo, El Señor de los Cielos, fue rifada en el Gran Sorteo Especial 560 de la Lotería Nacional este martes 28 de junio, por lo que el inmueble valuado en más de 90 millones de pesos pasará a ser propiedad de la persona que compró el boleto número 339 357, vendido en Matamoros, Tamaulipas.

Los niños gritones de la LN anunciaron el número ganador del boleto durante el evento celebrado en el edificio ubicado en Paseo de la Reforma, lugar en el cual se logró adjudicar al ganador del multimillonario inmueble que perteneció al desaparecido integrante del Cártel de Juárez.

El inmueble ya había sido ofrecido como premio en el sorteo especial para el 15 de septiembre del 2021, ocasión en la cual ninguna persona obtuvo el número de boleto ganador, por lo que el premio fue rifado de nueva cuenta.

“¡Número 339357, Premio Casa Jardín del Pedregal de la Ciudad de México!”, “¡Premio Mayor, Premio Mayor!”, gritó el niño que anunció la adjudicación del ganador del inmueble de más de tres mil metros cuadrados ubicado en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México.

El inmueble cuenta con 9 cuartos (Foto: INDEP)
El inmueble cuenta con 9 cuartos (Foto: INDEP)

La casa cuenta con piscina techada, nueve habitaciones, tres jacuzzis y saunas, además de tener su propio salón de fiestas y lujosos acabados; inmueble que fue rifado en el sorteo conmemorativo de la Independencia Mexicana el año pasado, ocasión en la cual resultó ganador el número 287 961, pero nadie reclamó el premio.

El inmueble perteneció a uno de los capos del narcotráfico más famosos en la historia del país, quien utilizaba aeronaves para el trasiego de drogas desde Sudamérica a México, desde donde eran ingresadas a Estados Unidos desde Ciudad Juárez.

La propiedad había pasado a manos del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDIP) después de haber sido propiedad del Estado por más de 20 años, pues fue decomisada a principios del año 2000.

Entre las numerosas habitaciones también hay un cuarto de vigilancia al interior del inmueble, el cual cuenta con medio baño, además de que la casa cuenta con su propio generador de corriente y un estacionamiento al aire libre para 20 automóviles, mientras que puede resguardar a seis vehículos bajo techo.

La propiedad ya había sido rifada en 2021 (Foto: INDEP)
La propiedad ya había sido rifada en 2021 (Foto: INDEP)

De la misma forma, tiene un mini salón con una cava, un estudio con librero de madera, alberca techada con dos baños y vestidor, así como un área para el personal de seguridad, la cual cuenta con dos habitaciones, baño completo, cocineta y sala de estar.

En el primer nivel se encuentra una sala de estar, el comedor de la casa, la habitación principal donde dormía El Señor de los Cielos; un mini estudio, área de vapor y una regadera, además de una cocina con tres alacenas, cuarto de lavado y otro de servicio con dos habitaciones y baño completo.

Amado Carrillo Fuentes se consolidó como uno de los narcotraficantes más importantes del país en la década de 1990, periodo de tiempo posterior a la muerte de Pablo Escobar, cuando el Cártel de Juárez se convirtió en el principal proveedor de cocaína a los Estados Unidos.

El Señor de los Cielos obtuvo su sobrenombre debido a que él mismo piloteó más de 30 aeronaves en los cuales transportaba drogas y dinero en efectivo entre diversos países de Sur y Norteamérica, pues incluso llegó a utilizar un Boeing 727 para sus operaciones criminales.

Amado Carrillo Fuentes amasó su fortuna en la década de 1990 (Foto: INDEP)
Amado Carrillo Fuentes amasó su fortuna en la década de 1990 (Foto: INDEP)

La muerte del narcotraficante sembró dudas entre la sociedad mexicana, pues en 1997 se internó en la Clínica Santa Mónica de Polanco para presuntamente realizarse una cirugía plástica en el rostro, en la cual habría muerto por alergia a medicamentos utilizados en la operación.

Un cuerpo sin vida completamente desfigurado del rostro fue presentado por las autoridades como el cadáver del Señor de los Cielos, lo cual concluyó la búsqueda del famoso narcotraficante.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR