Cierran el penal de Monclova por sobrepoblación e insuficiencia de personal

Según el acuerdo publicado este 4 de diciembre en Diario Oficial de la Federación (DOF), el centro penitenciario dejará de funcionar a partir de este 4 de diciembre

Foto: Especial
Foto: Especial

El Centro Penitenciario Federal 10 “Nor-Noreste”, ubicado en Monclova, Coahuila, dejará de funcionar; según el acuerdo publicado este 4 de diciembre en Diario Oficial de la Federación (DOF).

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) anunció el cierre definitivo del cierre penitenciario por no contar con las características necesarias para garantizar la atención adecuada para la población carcelaria.

La SSPC informó la desincorporación del Sistema Penitenciario Federal de dicho Centro Penitenciario y detalló que el Comisionado de Prevención y Readaptación Social realizará las acciones tendientes al cierre del penal ubicado en el kilómetro 10.5 de la carretera Monclova a Candela.

“Los derechos de los trabajadores adscritos laboralmente al Centro Penitenciario Federal 10 ‘Nor-Noreste’, serán respetados conforme a la ley, por lo que serán reubicados en otros centros penitenciarios federales que determine el Comisionado de Prevención y Readaptación Social, de acuerdo a las necesidades del servicio de la Institución”, informó el DOF.

EFE/Nic Bothma
EFE/Nic Bothma

El presente Acuerdo entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación”, agregó.

La Dirección General de Administración de Prevención y Readaptación Social, por su parte, detalló que realizará las “acciones conducentes” para determinar el destino final de los bienes inmuebles pertenecientes al penal, “haciendo uso de los recursos materiales, financieros y humanos que sean necesarios para tal fin”.

De acuerdo con lo que el Plan Nacional de Desarrollo alude en la Estrategia Nacional de Seguridad Pública y en su objetivo número 7, donde hace hincapié en la “recuperación y dignificación de las cárceles”, señala que es necesario que las instalaciones penitenciarias cuenten con la infraestructura, recursos humanos y materiales suficientes para atender a la población penitenciaria.

“Es necesario generar acciones para la modernización y reingeniería en materia penitenciaria, privilegiando lo establecido en el artículo 18 de nuestra Carta Magna, que señala que el sistema penitenciario se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, el trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad”, señala.

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Centro Penitenciario Federal 10 “Nor-Noreste” registra sobrepoblación y hacinamiento, así como insuficiente personal para atender a los internos.

En una escala de 1 a 10, la CNDH calificó con 7.8 a este centro penitenciario en los aspectos que garantizan una estancia digna de los internos; con 8.1 los aspectos generales de gobernabilidad; y con 7 la reinserción social de los internos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR