SEMAR rescató 16 migrantes en Ensenada, Baja California

Los rescatados se hallaban en un bote que resultó dañado de sus propulsores en las inmediaciones de la isla Todos Santos

(Foto: Semar)
(Foto: Semar)

Elementos de la Secretaría de Marina (SEMAR) llevaron a cabo el rescate de 16 migrantes, quienes quedaron a la deriva en un bote en las inmediaciones de la isla Todos Santos, en Ensenada, Baja California.

Fue el pasado sábado 28 de noviembre cuando el C4 recibió un reporte que señaló a una embarcación pequeña, cuyo transporte presentaba fallas de propulsión. Esto significaba un riesgo para las más de doce personas que - se estimó - se encontraban a bordo.

Asimismo, se advirtió que ninguna de las personas contaban con chalecos salvavidas u otro aparato de salvamento, por lo que sus vidas corrían aún más riesgo.

Fue así que elementos de la Secretaría activaron el Plan Regional de Búsqueda y Rescate, del cual se recuperaron a 9 mujeres y 7 hombres de nacionalidad mexicana que se transportaban a bordo de la unidad marítima - cuya ocupación máxima era para cinco personas.

Personal de Sanidad Naval atendió a dos de las víctimas que presentaban síntomas de hipotermia, tras exponerse por un tiempo prolongada al agua fría. De igual manera, se remolcó la embarcación para evitar futuros accidentes con otros navíos.

(Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco)
(Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco)

Este rescate se da a la par del avance de tres nuevas caravanas migrantes (integradas por alrededor 2 mil 500 personas) que partieron desde Tapachula, Chiapas, con la intención de llegar a Estados Unidos en busca de asilo.

Los migrantes que forman parte de esta séptima ola se ha dividido en tres grupos: la primera formada por unos 1,000, en su mayoría de Haití, Cuba, Venezuela y Centroamérica, partió de Tapachula la medianoche del jueves.

Después, un segundo contingente integrado por alrededor de 600 personas, salió de Tapachula y por la tarde descansaron en la entrada a la comunidad Cruz de Oro, del municipio de Tuzantán, con el objetivo de alcanzar a la primera caravana para unirse. En tanto que la tercera partió a las 13:00 horas, con unos 600 migrantes.

Los extranjeros decidieron avanzar en su camino ante la falta de entrega de visas humanitarias que les daría la posibilidad de trabajar en el país y a la suspensión de traslados a zonas en las que tendrían mejores condiciones, como habían prometido las autoridades mexicanas.

En tanto, la caravana que salió el pasado 26 de octubre sigue su avance por Veracruz, pero debido al cansancio, varias decenas de personas se entregaron a las autoridades migratorias. Se estima que ahora este contingente, que ha avanzado más de 600 kilómetros y lleva más de un mes en ruta, está constituido por unas 300 personas.

(Foto: REUTERS/Jose Luis Gonzalez)
(Foto: REUTERS/Jose Luis Gonzalez)

México ha detectado más de 190.000 inmigrantes indocumentados de enero a septiembre, cerca del triple que en 2020, además de haber deportado a casi 74.300, de acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob).

El pasado 21 de noviembre, autoridades mexicanas descubrieron a 600 migrantes de Latinoamérica, Asia y África que viajaban hacinados en dos tráileres en Acayucan, Veracruz, en el sureste del país, según informó este sábado el Instituto Nacional de Migración (INM).

Los migrantes eran 145 mujeres y 455 hombres de 12 países: Guatemala, Honduras, Nicaragua, Cuba, El Salvador, Venezuela, Bangladesh, Ecuador, Ghana, India, República Dominicana y Camerún, expuso el INM en un breve comunicado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR