Un hombre escapó de la FGR tras desarmar y disparar en contra de dos policías en Jalisco

Lo policías fueron trasladados a la Clínica 42 del IMSS, donde fallecieron horas después

Foto: Tw/ @RojaZmg
Foto: Tw/ @RojaZmg

El día de ayer en el municipio de Cihuatlán, ocurrió un altercado al interior de las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) ubicado en la calle Río Nilo 136 en Puerto Vallarta, Jalisco.

El hombre identificado con el nombre de Fernando N, quien había sido aprehendido luego de portar de manera ilegal un arma de fuego, disparó en contra de dos policías de la FGR, esto después de desarmarlos mientras era trasladado de celda.

Previo al proceso de declaración en el Ministerio Público, Fernando N detonó inicialmente contra un policía y al siguiente cuerpo policial durante su huida de las instalaciones.

Ambos elementos fueron trasladados a la Clínica 42 del IMSS en la Ciudad de Puerto Vallarta para ser auxiliados, no obstante, fallecieron en las inmediaciones.

A pesar de los operativos que fueron desplegados para la detención del hombre, Fernando logró huir en un coche que posteriormente abandonaría. Hasta el momento no se ha encontrado al culpable y las autoridades del estado no han dado mayor información sobre lo ocurrido el pasado 27 de octubre.

A pesar de que se desconoce el tipo de arma con el que el prófugo contaba, la problemática de la portación de armas en el estado de Jalisco ha sido constante.

En agosto del presente año, el Gobierno de México presentó una demanda en contra de 10 empresas manufactureras y distribuidoras de armas en los Estados Unidos (EE.UU).

El gobierno mexicano pidió a las respectivas empresas que incorporen mecanismos de seguridad en la venta de armas, esto con la finalidad de prevenir que sean utilizadas por personas no autorizadas.

El tráfico ilícito de armas en México ha generado en el interior de la República, alrededor de 17,000 homicidios anuales, dejando un daño del 1,5% del PIB.

De igual forma, la importación de armas a tierras mexicanas se ve manejada por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en tanto, la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de explosivos, es la encargada de la aplicación de las regulaciones dadas por la Secretaría de Defensa.

A pesar de las regulaciones y el complicado protocolo para tener un arma, la Sedena afirma que alrededor de 200.00 armas de todo calibre son ingresadas cada año al interior del país, 70% de estas provienen de armerías estadounidenses que entran a territorio mexicano por la frontera norte.

EFE/EPA/ERIK S. LESSER/Archivo
EFE/EPA/ERIK S. LESSER/Archivo

A pesar de los esfuerzos para la regulación de armas por parte de empresas estadounidenses, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), las víctimas por arma fuego son miles, dejando una oleada de violencia considerable dentro del país.

Según Luis Crescencio Sandoval, Secretario de la Defensa Nacional de México, en la última década, alrededor de dos millones de armas ilegales han entrado a México, de las cuales las autoridades han logrado confiscar más de 193.000 armas.

El 68% de las armas traficadas desde los EE.UU son ensambladas, importadas y vendidas por las empresas Colt’s Manufacturing Company LLC, Barrett Firearms Manufacturing, Inc. y Century International Arms, Inc.

La portación de armas en Estados Unidos se encuentra legislada y avalada por la Segunda Enmienda, la cual ha sido problemática para la regulación y control de armas, mismas que han generado una problemática con el tráfico de armas al interior del territorio mexicano.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR