Aumenta la inestabilidad en el Atlántico: se formaron tres borrascas con potencial ciclónico

A pocos días de comenzar el mes de octubre, surgieron tres nuevos sistemas con riesgo de evolucionar a tormenta tropical; al menos dos de ellos podrían cruzar las aguas del océano y acercarse al Mar Caribe, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)

(Foto: EFE/Luis Tavárez/Archivo)
(Foto: EFE/Luis Tavárez/Archivo)

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) vigilan tres nuevas borrascas con potencial ciclónico que se formaron hace escasas horas en el Océano Atlántico.

Según los organismos climáticos, los tres sistemas se localizan muy lejos del territorio mexicano. Sin embargo, dos de estos ciclones inquietan a las autoridades de Centroamérica, y es que el pronóstico de trayectoria indica que avanzarán hacia el oeste aproximándose al Mar Caribe.

El primero de estos fenómenos se sitúa en el Atlántico Central, a unos 5,900 kilómetros de Quintana Roo. Avanza lentamente hacia el oeste-noroeste. El segundo se localiza sobre Sierra Leona, en África, y su ruta será muy similar. Los dos cruzarán el océano en los próximos días recortando distancia con Centroamérica, y las dos presentan una alta probabilidad de convertirse en ciclones tropicales.

Por su dirección y su probable evolución habrá que estar pendientes de las actualizaciones que publiquen las agencias climáticas y los organismos estatales de Protección Civil. Te contamos al detalle la información más relevante de estas borrascas.

(Foto: SMN/Conagua Clima)
(Foto: SMN/Conagua Clima)

Borrasca en el Atlántico Central

En las últimas semanas, se formaron numerosos ciclones tropicales junto a las costas de África. La gran mayoría cruzó “el charco”, pero ninguno se adentró en el Mar Caribe ya que en el último momento comenzaron a desviar gradualmente su trayectoria hacia el noroeste, rumbo a las islas Bermudas.

De esta forma, países como Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Jamaica o México se salvaron del impacto de esas tormentas y vieron cómo afortunadamente siguieron su camino por el agua sin tener que lamentar daños en tierra.

Sin embargo, la borrasca que avanza por el Atlántico Central se formó más al sur que las anteriores. Para hacernos una idea, se mueve a la altura de Guyana y Surinam, todavía muy lejos de sus costas. Además, aún mantiene su rumbo hacia el oeste, apuntando directamente hacia el continente. Esto pone en alerta a los países mencionados pero también a Venezuela, parte de Colombia, América Central -incluida la Península de Yucatán- y las islas del Caribe.

Todavía es muy pronto para establecer un pronóstico de trayectoria certero, aunque sí es seguro que la borrasca seguirá aproximándose al Mar Caribe. De las tres que avanzan por el Atlántico, es la que implica un mayor riesgo para México, pero como decimos, cualquier trazo es aún prematuro.

También se sabe que el sistema presenta altas probabilidades de evolucionar a tormenta tropical. Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) hay un 80% de probabilidades de que se convierta en ciclón en un plazo de cinco días, y un 30% de que lo haga en 48 horas.

Por las previsiones de ruta y de evolución, el este de México deberá seguir con atención las actualizaciones de la tormenta.

(Foto: EFE/David Guzmán/Archivo)
(Foto: EFE/David Guzmán/Archivo)

Borrasca sobre Sierra Leona, África

La segunda zona de baja presión se localiza sobre Sierra Leona, en África. Se espera que en las próximas horas salga al mar y se convierta en un ciclón tropical. Las posibilidades de que evolucione son también de un 80% en cinco días y un 30% en 48 horas.

De acuerdo al pronóstico de trayectoria trazado por el SMN, este sistema atravesará el Atlántico. Sin embargo se inclinará más hacia el norte, un desplazamiento que recuerda al que siguieron Sam, Rose o Peter, tormentas que en lugar de entrar en las aguas del Mar Caribe siguieron su camino por el agua y se movieron a distancia de la costa este de EEUU.

No obstante, se mantiene en vigilancia y habrá que estar al tanto de su desarrollo.

Los remanentes de Peter

Peter se debilitó el fin de semana en el Atlántico y ahora sus restos nubosos se han organizado y han dado lugar a una nueva borrasca con potencial ciclónico.

Este sistema es el que menos preocupa a México porque se sitúa frente a las costas de EEUU y se dirige hacia el noroeste, por lo que parece que no impactará en tierra.

El SMN pronosticaba para esta temporada de huracanes 2021 en el Océano Atlántico un total de 19 ciclones, de los cuales se han formado ya justo esos: 19.

Esto implica que todos los fenómenos tropicales que surjan en las próximas semanas estarán fuera de las previsiones del organismo climático, aunque muy lejos todavía de los 52 sistemas que se formaron en 2020, un año en el que se batieron todos los registros históricos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR