Miguel Baéz Guevara el “Jefe”, operador del Cártel de Sinaloa, se declaró “no culpable” en una corte de EEUU

El pasado martes, el hombre compareció en una corte federal de Phoenix, donde se encuentra en espera para ser trasladado al estado de Alaska

Imagen ilustrativa 
POLITICA NORTEAMÉRICA ESTADOS UNIDOS INTERNACIONAL
CREATIVE COMMONS
Imagen ilustrativa POLITICA NORTEAMÉRICA ESTADOS UNIDOS INTERNACIONAL CREATIVE COMMONS

El el narcotraficante estadounidense Miguel Báez Guevara, alias Javi, el Jefe y/o Boss, vinculado al Cártel de Sinaloa, se declaró no culpable de importar y distribuir droga en Estados Unidos.

El pasado martes, el hombre compareció en una corte federal de Phoenix, donde se encuentra en espera para ser trasladado al estado de Alaska (al noroeste de Estados Unidos) donde enfrenta 17 cargos por narcotráfico.

La forma en que operaba el narcotraficante fue descubierta a través de la Operación Albóndiga. Según la información, la célula delictiva a cargo de Báez Guevara utilizaba las redes sociales para reclutar a personas de Alaska que estuvieran dispuestos a traficar droga desde México. La mayoría de los empleados eran mujeres, pues consideraban que eran menos sometidas que los hombres en los aeropuertos

Los traficantes viajaban de Alaska a Arizona y como destino final Sonora (al norte de México. Una vez en el país azteca, Báez Guevara y sus operadores organizaban el viaje de regreso de las mulas —como se les conoce a los traficantes de droga—. Cada traficante llevaba hasta 250 gramas de heroína, metanfetamina y cocaína.

En Alaska, la entrega de droga se realizaba a través de un repartidor. El pago por el tráfico de la mercancía se realizaba en efectivo o en ocasiones se compensaba con dosis de heroína y metanfetamina.

Cuando Báez se enteró que las autoridades estadunidenses se encontraban pisándole los talones, éste decidió operar desde el estado mexicano de Sonora, a través de mensajes encriptados y por teléfono.

De acuerdo con la ley, el capo con nacionalidad estadounidense enfrenta una condena de cadena perpetua.

El último informe de la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA) reporta que en el estado de Alaska —a diferencia de otras regiones como California— no predomina aún un cártel de la droga mexicano.

Miguel Báez Guevara, de 38 años de edad, fue detenido hace dos semanas por autoridades mexicanas de inmigración en la entidad federativa de Sonora. Después, fue deportado a Estados Unidos y arrestado a su llegada a Arizona, informó en un comunicado la fiscalía federal para Alaska.

La acusación formal afirmó que Báez Guevara controlaba y participaba en “una red de traficantes de narcóticos diseñada para transportar heroína, metanfetaminas y cocaínadesde México hacia Alaska y otros lugares de Estados Unidos con fines de distribución”, reportó el medio.

Alaska era el destino debido a “los elevados precios que la empresa obtendría dada su distancia desde las fuentes de suministro mexicanas”, según la acusación.

Las posibles acciones de narcotráfico iniciaron desde al menos el 2016, señaló la imputación, firmada en el 2020. El fiscal William Taylor mencionó que la acusación formal fue reabierta recientemente porque la pandemia por COVID-19 interfirió con las gestiones para trabajar con agencias internacionales y llevar a cabo un arresto.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR