Agentes del INM encontraron a más de 600 migrantes hacinados en autobuses y casas en Nuevo León

Entre ellos se encuentran 67 menores de edad que viajaban solos, situación que se ha vuelto muy común entre los migrantes que buscan llegar a EEUU

Elementos del Instituto Nacional de Migración que resguardan a inmigrantes en una casa, de la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León. (Foto: EFE/Secretaría de Gobernación)
Elementos del Instituto Nacional de Migración que resguardan a inmigrantes en una casa, de la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León. (Foto: EFE/Secretaría de Gobernación)

Un total de 648 migrantes centroamericanos, entre los que se encuentran 67 menores solos, fueron hallados en la última semana hacinados en viviendas y en autobuses en Nuevo León, informó el miércoles el Instituto Nacional de Migración (INM).

En un comunicado, el INM indicó que agentes del organismo, estatales de investigación y policías estatales encontraron a ese total de personas originarias de Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Haití, Cuba y Ecuador, “hacinadas en viviendas y a bordo de autobuses localizados en distintas zonas del estado”.

Entre ellos destacó la identificación de 414 migrantes que viajaban en 155 núcleos familiares, además de 67 menores de edad que transitaban por el país sin compañía y 167 mayores de edad que viajaban solas.

En algunos casos las personas migrantes fueron localizadas a partir de avisos anónimos o mediante una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos móviles que alertaban de situaciones irregulares”, informó el INM.

Foto: EFE/ Jaime Ávalos/ Archivo
Foto: EFE/ Jaime Ávalos/ Archivo

La medianoche del 4 de septiembre, una alerta de la Policía estatal sobre la presencia de personas de origen extranjero en una casa en el municipio de Juárez permitió a los agentes de migración y estatales identificar 139 personas migrantes provenientes de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, entre ellos 84 personas en núcleo familiar, 39 adultos solos y 16 menores de edad no acompañados.

Mientras que el pasado lunes 6 de septiembre, recibieron un mensaje de whatsapp en el que se señalaba una vivienda en el municipio de Apodaca.

En ese lugar las autoridades hallaron a 77 personas provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala, entre ellas 18 adultos solos, 6 menores de edad no acompañados y 53 más (25 menores de edad y 28 adultos) que formaban parte de núcleos familiares.

En tanto, el 7 de septiembre al mediodía, la Fiscalía General de Justicia del Estado informó de un domicilio en el municipio General Zuazua con presencia de personas posiblemente extranjeras.

En el sitio fueron identificados 15 guatemaltecos, 13 salvadoreños y dos adultos hondureños.

Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco
Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco

También el martes por la mañana, en la carretera 57, en un punto de revisión fueron halladas 36 personas migrantes originarias de Honduras (16), Haití (5), Guatemala (4), Ecuador (2) y Cuba (9) a bordo de autobuses de pasajeros de una línea comercial.

El hallazgo ocurre luego de que durante la semana pasada, en el municipio de Tapachula, Chiapas, frontera con Guatemala, se conformaran cuatro caravanas migrantes, la última el pasado sábado, y, a pesar de que todas avanzaron decenas de kilómetros, fueron disueltas por agentes mexicanos en el mismo estado.

Distintas organizaciones, entre ellas agencias de la ONU, señalaron que en su desintegración hubo uso excesivo de la fuerza.

A partir de octubre de 2018, y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de Centroamérica, Cuba y Haití entran al territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Los traficantes de personas buscan rutas para los extranjeros y en ocasiones transitan en los estados de sur-sureste del país, como Chiapas, Tabasco, Veracruz y Oaxaca. Además de los del norte, como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, frontera con Estados Unidos, últimas paradas en su travesía hacia EE.UU.

Este jueves, durante el arranque del primer Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) que se tiene entre Estados Unidos y México desde 2016, la vicepresidenta de la Unión Americana, Kamala Harris, aseguró que se crearán “trabajos para la gente en el sur de México y Centroamérica” con lo que se busca atender la situación migratoria.

Por la mañana, durante su tradicional conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que no se politice el asunto y se busquen soluciones.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR