El EZLN pide “detener la cacería” contra migrantes en la frontera sur de México

Este domingo un centenar de agentes del INM han disuelto de madrugada la “cuarta caravana” migrante en Huixtla, Chiapas, en una intervención con material antidisturbios

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y miembros de la Guardia Nacional detienen a migrantes durante un operativo para disolver una caravana de migrantes y solicitantes de asilo de Centroamérica y el Caribe que intentan llegar a Estados Unidos (Foto: REUTERS / José Torres)
Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y miembros de la Guardia Nacional detienen a migrantes durante un operativo para disolver una caravana de migrantes y solicitantes de asilo de Centroamérica y el Caribe que intentan llegar a Estados Unidos (Foto: REUTERS / José Torres)

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) ha realizado un llamamiento global a “detener la cacería” emprendida por el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional (GN) de México contra los inmigrantes que han entrado en el país desde la frontera sur en la denominada “cuarta caravana” migrante que salió este sábado de Tapachula con intención de alcanzar la frontera con Estados Unidos.

Este domingo un centenar de agentes del INM han disuelto de madrugada la “cuarta caravana” migrante en Huixtla, Chiapas, en una intervención con material antidisturbios para cercar a los migrantes alojados en el polideportivo de la localidad.

Los migrantes haitianos, hondureños, salvadoreños y de otros países partieron el sábado de Tapachula, incluidas mujeres y niños. Los migrantes han sido trasladados en furgones y algunos de ellos han denunciado golpes a manos de los agentes.

Agentes del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional detienen a migrantes de Centroamérica y el Caribe, en Huixtla (Foto: REUTERS / José Torres)
Agentes del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional detienen a migrantes de Centroamérica y el Caribe, en Huixtla (Foto: REUTERS / José Torres)

Tras el operativo, el grupo de migrantes se disolvió en dos partes: una parte huyó hacia el río Huixtla, mientras que la otra se dirigió a las vías del tren, desde donde lanzó piedras a un contingente de seis autoridades de migración.

Algunos de los detenidos se habrían entregado voluntariamente debido al cansancio que presentaban tras la caminata de 13 horas realizadas en la jornada anterior. Entre el grupo se hallaban mujeres, niños y hombres de distintos países centroamericanos y del caribe.

En tanto, según el medio Diario del Sur, algunos pobladores del municipio denunciaron que los elementos habrían causado daños materiales a sus pertenencias y propiedades privadas durante las detenciones del operativo.

En concreto, los zapatistas aseguran haber sido testigos del “trato inhumano” que el Estado mexicano da a los migrantes que tratan de salir “de la trampa, muda e invisible, en la que se encuentran” en Tapachula.

Agentes del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional realizan operativo para disolver una caravana de migrantes de Centroamérica y el Caribe, en Huixtla (Foto: REUTERS / José Torres)
Agentes del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional realizan operativo para disolver una caravana de migrantes de Centroamérica y el Caribe, en Huixtla (Foto: REUTERS / José Torres)

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador promete sanciones a los “excesos” de agentes del INM, pero “la promesa no es sino una mentira más”. A los agentes se les dice que “eso se dirá públicamente, para evitar la presión de la llamada opinión pública”, pero que deben seguir con sus métodos de “cacería humana sin temer las consecuencias”.

Los zapatistas advierten incluso del descontento entre la Guardia Nacional porque les dijeron que su misión iba a ser combatir el crimen organizado y ahora “los tienen como perros de presa persiguiendo a personas de piel oscura”. Además, han expresado que sienten “bastante vergüenza” de un Gobierno, que “se dice progresista”, pero que “se pliega a la política exterior de Estados Unidos”.

”Ésa es la instrucción: cazar a toda persona con piel de color oscuro: Detengan a cualquier pinche negro que topen, es la orden. Es toda una declaración de política exterior”, ha asegurado el EZLN.

El comunicado, suscrito por los subcomandantes ‘Moisés’ y ‘Galeano’ --antiguo subcomandante ‘Marcos’-- convoca a organizaciones sociales como la Sexta Nacional, las Redes en Resistencia y Rebeldía o al colectivo Llegó la Hora de los Pueblos y a “las personas de buena voluntad” a brindar su apoyo para mejorar las condiciones de vida de la población migrante en México.

Las comunidades originarias zapatistas a través de sus doce Juntas de Buen Gobierno y la Comisión Sexta Zapatista han reunido una “modesta” cantidad de dinero para aportar a alguno de los albergues u organizaciones que realizan trabajo humanitario con migrantes en Chiapas, explican.

(Foto: REUTERS/José Torres)
(Foto: REUTERS/José Torres)

”Un día llegará que todos seamos migrantes y extemporáneos en este planeta y todo quien no tenga el color del dinero, será perseguido, cazado, confinado, desaparecido, eliminado”, ha advertido el grupo indigenista.

El 1 de enero de 1994, el EZLN --bautizado en honor al revolucionario Emilio Zapata-- hizo su aparición en el estado mexicano de Chiapas (sur)y le declaró la guerra al Estado mexicano. Durante doce días combatieron contra los militares con un saldo de unos 145 muertos y posteriormente la iniciativa se articuló en comunidades que han sobrevivido al anuncio en 2005 del abandono de las armas.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR