Cayó el “Tío Tony”, mano derecha de “El Barbas” y líder de células del cártel de La Unión Tepito

Fue detenido la noche del miércoles en la esquina del Eje 1 Norte y Peralvillo, en la colonia Morelos, cuando vendía drogas a otro sujeto que logró escapar de las autoridades. Se sabe que tras la detención de “El Barbas”, en Tepito se han desencadenado una serie de ataques con arma de fuego que ya son investigados por la policía capitalina

Jorge Antonio Pérez de la Vega El Tío Tony (Foto: @siete_letras)
Jorge Antonio Pérez de la Vega El Tío Tony (Foto: @siete_letras)

La noche de este miércoles policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron a Jorge Antonio Pérez de la Vega El Tío Tony, mano derecha de El Barbas, identificado como uno de los principales extorsionadores de la Unión Tepito.

El Tío Tony fue detenido en la esquina del Eje 1 Norte y Peralvillo, en la colonia Morelos, cuando vendía drogas a otro sujeto que logró escapar de las autoridades.

Fue detenido en posesión de 447 envoltorios con cocaína, 82 con piedra y una bolsa con marihuana a granel. Viajaba en una camioneta Land Rover con placas de circulación PBK-1459, llevaba una arma de fuego y aproximadamente dos mil pesos en efectivo.

Pérez de la Vega era uno de los encargados de abastecer de drogas a la organización de El Barbas, grupo que también se dedica a extorsionar a comerciantes en la calle Jesús Carranza y a secuestros y asesinatos. Tanto El Barbas como El Tío Tony respondían al Chori, cabecilla del primer círculo de liderazgo de La Unión.

@siete_letras
@siete_letras

La noche del 30 de julio, El Barbas fue detenido en calles de la colonia Maza, alcaldía Cuauhtémoc, cuando presuntamente portaba 49 dosis de cocaína; una pistola calibre 38 súper con su respectivo cargador y dos cartuchos útiles, además de una granada de fragmentación.

La policía de la Ciudad de México lo tenía en la mira y lo buscaba desde “hace años”, reportó el periodista de nota roja Carlos Jiménez. En el año 2020, elementos descubrieron un cuarto de tortura donde El Barbas llevaba a sus víctimas.

En el 2018, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) lo incluyó en una narcomanta como parte de su lista de objetivos para asesinar.

El martes 3 de agosto un juez dictó prisión preventiva oficiosa contra El Barbas. Durante la audiencia inicial, el juzgador calificó como legal su detención, por lo que dio paso al representante social de la Fiscalía de Investigación del Delito de Secuestro, quien lo imputó por delitos contra la salud, en la modalidad de narcomenudeo, hipótesis de posesión con fines de comercio, y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

El Barbas la Unión Tepito (Foto: Twitter/@c4jimenez)
El Barbas la Unión Tepito (Foto: Twitter/@c4jimenez)

En la comparecencia, el Barbas se reservó su derecho a declarar y su defensa solicitó la duplicidad del término constitucional, por lo que el juez le impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. Además, se fijó la audiencia de continuación para el próximo viernes 6 de agosto, donde se definirá su situación jurídica .

Ese mismo día autoridades capitalinas arrestaron a presuntos distribuidores de El Barbas, quienes fueron identificados como Cristhian “G” y Daniel “V”. Los sujetos operaban en el número 21 de la calle Jesús Carranza.

El Barbas pasó de ser sicario a líder de células criminales del Cártel de La Unión Tepito. Tenía bajo responsabilidad el número 21 de Jesús Carranza, un inmueble que pertenecía al cártel.

Se sabe que tras su detención, en la zona de operación de esta facción se han desencadenado una serie de ataques con arma de fuego que ya son investigados por la policía capitalina.

Tras la detención del Barbas se han registrado una serie de ataques en el Barrio Bravo (Crédito: @laoctavadigital)
Tras la detención del Barbas se han registrado una serie de ataques en el Barrio Bravo (Crédito: @laoctavadigital)

Y es que posterior a la detención del Barbas, una de las bandas rivales, identificada como los de Don Catalino, armaron una estrategia para intentar aniquilar a todos los remanentes de Jorge Antonio Pérez: sus jefes directos, sus distribuidores y sus sicarios.

Al día siguiente de su detención, el 31 de julio, cuatro personas fueron baleadas en la colonia Morelos. Presuntamente eran gente del Barbas y habían sido atacadas por los de Don Catalino.

En respuesta, el Huguito, uno de los líderes de la Unión, encabezó un operativo para vengar estos ataques contra la gente de su socio Pérez de la Vega. Como resultado de la refriega una mujer resultó herida. Ella era ajena a los dos grupos y según el periodista Antonio Nieto solo había ido a comprar droga en la calle de Jesús Carranza.

Finalmente, el lunes 2 de agosto cinco allegados al Barbas fueron atacadas nuevamente en la Morelos. Otra vez fueron los sicarios de Don Catalino. Las víctimas fueron dos mujeres y tres hombres.

SEGUIR LEYENDO: