Ex jefe policiaco de Hidalgo fue sentenciado a 80 años de cárcel por secuestro y homicidio

Fue detenido el 29 de octubre del 2019 cuando viajaba a bordo de una camioneta en la carretera federal México–Laredo, a la altura del municipio de Actopan

Identificado como G.T.T. y funcionario público durante el periodo 2016 al 2020, secuestró y después mató a su víctima destazándola (Foto: Twitter/@ASEHSSPH)
Identificado como G.T.T. y funcionario público durante el periodo 2016 al 2020, secuestró y después mató a su víctima destazándola (Foto: Twitter/@ASEHSSPH)

El ex titular de seguridad pública de Zimapán, Hidalgo, fue sentenciado este domingo 25 de julio a 80 años de prisión por el delito de secuestro agravado y asesinato, informó la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJH).

Identificado como G.T.T. y funcionario público durante el periodo 2016 al 2020, secuestró y mató a su víctima para después destazarla.

El crimen fue registrado en octubre del 2019, cuando se cometió el secuestro en el municipio de Ixmiquilpan. “Con base en los medios de prueba aportados por el Ministerio Público, el imputado secuestró a su víctima al exterior de un domicilio ubicado en el municipio antes mencionado y días después el cuerpo del plagiado se localizó en tres bolsas de plástico”, reveló la dependencia.

Tras identificar y localizar al presunto responsable del homicidio, la Unidad Especializa en Combate al Secuestro (UECS) pidió a la autoridad judicial correspondiente una orden de aprehensión para capturar y arrestar a G.T.T. Ésta fue otorgada y ejecutada por elementos policiacos y agentes de investigación de la UECS.

La Unidad Especializa en Combate al Secuestro (UECS) pidió a la autoridad judicial correspondiente una orden de aprehensión para capturar y arrestar a G.T.T. (Foto: Isabel Mateos/Cuartoscuro.com)
La Unidad Especializa en Combate al Secuestro (UECS) pidió a la autoridad judicial correspondiente una orden de aprehensión para capturar y arrestar a G.T.T. (Foto: Isabel Mateos/Cuartoscuro.com)

El agente del Ministerio Público, durante la audiencia inicial, formuló la imputación contra el ex jefe de seguridad pública de Zimapán y pidió al magistrado vincularlo a proceso.

Cuando terminaron las etapas del proceso penal y el plazo asignado para la investigación complementaria, el tribunal dictó una sentencia condenatoria de 80 años de cárcel contra el delincuente por privar de su libertad a la víctima y después torturarla y asesinarla.

G.T.T. también deberá, como parte de su condena, pagar una multa como reparación de los daños. Fue detenido el 29 de octubre del 2019 cuando viajaba a bordo de una camioneta en la carretera federal México–Laredo, a la altura del municipio de Actopan.

El vehículo tenía un reporte de robo y días antes había sido captado por cámaras de seguridad, cuando de la camioneta descendieron hombres que colocaron narcomantas con amenazas en distintos municipios de la región del Valle del Mezquital y la Sierra Gorda de Hidalgo.

El vehículo tenía un reporte de robo y días antes había sido captado por cámaras de seguridad, cuando de la camioneta descendieron hombres que colocaron "narcomantas" con amenazas (Foto: Isabel Mateos/Cuartoscuro.com)
El vehículo tenía un reporte de robo y días antes había sido captado por cámaras de seguridad, cuando de la camioneta descendieron hombres que colocaron "narcomantas" con amenazas (Foto: Isabel Mateos/Cuartoscuro.com)

A principios de este mes y a través de dos videos en redes sociales, presuntos integrantes de la Familia Michoacana anunciaron su expansión en el estado de Hidalgo, donde pretenden imponerse a células delictivas dedicadas al robo de combustible o “huachicoleo”.

En una de las grabaciones habría hasta diez sujetos, todos fuertemente armados con armas largas de grueso calibre, vestimenta tipo militar, cascos y equipo táctico. El otro clip muestra a dos supuestos rivales hincados sobre la carretera en medio de la noche, de quienes se presume, serán ejecutados por ser “hieleros”.

Según el vocero de la facción delincuencial, cuyo brazo armado estaría reconocido como “Pueblos Unidos”, la Familia Michoacana estaría en una cruzada por dominar el oriente y suroriente de la entidad hidalguense, en al norte del Estado de México, donde ya registran su bastión.

Las zonas donde presumen respaldo de pobladores son Tula, Santa Ana Ahuehuepan, la Curva, Anaya, la Loma, Chapantongo, Nopala, Taxco, Atengo, San Gabriel, Ajacuba y Tlahuelilpan.

Presuntos integrantes de la Familia Michoacana anunciaron su expansión en el estado de Hidalgo, donde pretenden imponerse a células delictivas dedicadas al robo de combustible o “huachicoleo” (Foto: Guardia Nacional)
Presuntos integrantes de la Familia Michoacana anunciaron su expansión en el estado de Hidalgo, donde pretenden imponerse a células delictivas dedicadas al robo de combustible o “huachicoleo” (Foto: Guardia Nacional)

Sin embargo, más al norte refieren que están por entrar a Ixmiquilpan, donde amenazan al grupo de la familia Charrez, caciques políticos del municipio y quienes han alternado la alcaldía por más de dos décadas.

En su narrativa, el presunto miembro de la organización criminal presenta al brazo armado como quienes liberaran a la población de los huachicoleros. Pero indican que se han levantado en esa zona porque los ladrones de combustible han desaparecido a sus familiares.

“No queremos guerra con toda la población ni con las autoridades”, apuntan sobre su respeto a las Fuerzas Armadas, policías municipales como del estado.

“No queremos guerra con toda la población ni con las autoridades”, apuntan sobre su respeto a las Fuerzas Armadas, policías municipales como del estado (Foto: Sedena)
“No queremos guerra con toda la población ni con las autoridades”, apuntan sobre su respeto a las Fuerzas Armadas, policías municipales como del estado (Foto: Sedena)

Pero no así con elementos de la Procuraduría, a quienes llaman el Cártel de los Ministeriales. Supuestamente, los agentes cobrarían un peso por cada litro de combustible ordeñado de los ductos y tendrían tiendas en Tula y alrededores.

Carlos Bárcenas Jiménez, el Pelón, tendría una alianza con los ministeriales, políticos y sicarios para delinquir en la región, explica el presunto miembro de la Familia Michoacana. Entre sus operadores señalados estarían el Charly y el Tartamudo.

Otro grupo identificado son los Pipas y los Poblanos. Además de Humberto García Jiménez, quien apoyó la candidatura del exalcalde de Tepetitlán, Rodrigo Castillo Martínez, hermano del actual edil panista del mismo municipio, Elías Castillo.

SEGUIR LEYENDO: